No sé nada más, jefe. Cuéntame tú…

De Nuevo Orden Mundial, nada. Se llama Nueva Dictadura Mundial

Nueva Dictadura Mundial ©KolordeCítara

Las partes III y IV de Sin Paredes son variaciones sobre la parte II. Algunos fragmentos de esas partes III y IV han sido publicados en este blog, en forma de entradas sueltas. La parte I corresponde a la era pre-electro de la cual también hay bastante publicado en este blog. Con respecto a esos experimentos con electros no tengo nada nuevo que añadir. En lo que he escrito está toda la información que yo puedo dar. Al público interesado le correspondería reflexionar.

Con respecto a las llamadas armas no letales, o electromagnéticas, o psicotrónicas, etc. puedo añadir aún menos.

Por mi parte, me gustaría encontrar una información exhaustiva con respecto a esas armas. Una información que tuviera el siguiente

Programa 

-Descripción de los diferentes tipos de armas electromagnéticas, con las correspondientes imágenes

-Quién puede disponer de esas armas en la actualidad. Si son accesibles al público que pueda pagarlas, en general, o sólo están al alcance de determinados cuerpos de élite. Precios.

-Qué tipo de licencia es necesaria para poseer o manejar dichas armas

-Qué legislación existe al respecto de todos los anteriores puntos

-Por qué todo lo que respecta a esas armas no se ha incluido ya en el Código

-Por qué los Cuerpos de Seguridad del Estado, médicos u otros profesionales susceptibles de recibir quejas o consultas sobre el particular saben -o dicen saber- tan poco sobre esas armas

-Qué efectos sobre la salud tienen con efecto inmediato, a medio o a largo plazo esas armas

-Qué tipo de medidores existen para detectar esas armas, así como su procedencia. Precios y proveedores

-En qué consiste el radar o sensor térmico que detecta los cuerpos a través de paredes, pudiendo controlar a una persona de ese modo las veinticuatro horas, además de poder dirigir ataques con suma precisión a cualquier parte del cuerpo, igualmente a través de muros. Agresión por privación de sueño. Agresión por exceso de sueño…

-Empleo de este tipo de armas desde aparatos voladores. Qué tipo de efectos se pueden conseguir desde las alturas lejanas. Por qué muchos targets opinan que son utilizados para desinformar, despistar o desviar la atención de la proximidad ¿Es teatro de calle llevado a los cielos? ¿Quién paga esas exhibiciones? En caso de capacidad de ataque “no letal” desde voladores: en qué consiste y qué tipo de efectos tiene sobre la salud. Diferencia de costes, en su caso, desde ataques de “cercanías” y ataques aéreos

-Por qué existe tanto empeño manifiesto en confundir y desinformar sobre esas armas

-Por qué existe un silencio atronador en los medios de masas masivos -valga la redundancia- sobre esas armas. Por qué ni siquiera las mencionan. Por qué no salen historias de targets en los programas de “gente…”

-Campañas manipuladas en redes sociales para “justificar” cualquier agresión con esas armas. Los medios cómplices

-La ignorancia de los perpetradores de primer nivel, de segundo, y puede que hasta de tercero…

-Por qué una característica frecuente en los targets es su alto cociente intelectual

-Los targets como productores de información:

*Para el público en general, contribuyendo al miedo de la población y a la facilitación del control que genera

*Para los perpetradores a partir del “cuarto nivel”, los cuales estudiarían en el target los efectos de las acciones por ellos diseñadas -incluyendo los efectos de las armas “no letales”- convirtiéndose los targets, de ese modo, en proveedores de instrumentos de corrección y ajuste

-Armas electromagnéticas y Nuevo Orden Dictadura Mundial

Nunca me abandones -o- La erradicación de la rebeldía

Fin, Wilhelm Kotarbinski

Fin, Wilhelm Kotarbinski

Hailsham es un centro experimental para futuros donantes. Niños que han sido clonados de otras personas, supuestamente marginados, con la finalidad de que, al llegar a adultos, cedan sus órganos vitales a las personas “normales”. No se puede ser más esclavo

Hailsham es experimental porque es mejor que otros anteriores que existían, aunque con la misma finalidad. Unas señoras influyentes se empeñaron en dicho experimento, para humanizarlo un poco. En Hailsham los alumnos reciben un trato y una educación esmerada, en la que pueden desarrollar sus aptitudes artísticas e intelectuales, y allí, tienen la posibilidad de ser felices hasta que les llegue la hora de empezar a cumplir su destino, si bien nunca se les informa claramente del mismo.

Después son sometidos a su primera donación, luego la segunda… hasta llegar a la cuarta, en la que “completan” y se extinguen. Cuando empieza su carrera donadora van perdiendo vitalidad, se debilitan…

«…Pero Ruth parecía realmente descompuesta, y no se

movió. Y fue entonces, al verla allí de pie, al ver cómo

sus hombros subían y bajaban con la respiración, cuando

Tommy pareció al fin caer en la cuenta de lo débil que

estaba Ruth…» (*)

Como alegoría de la explotación del hombre por el hombre no es ninguna novedad. Lo que me parece más llamativo es la aceptación de estos donantes. Su exquisita educación les ha permitido desarrollar su inteligencia y son capaces de reflexiones elaboradas. Pero a pesar de eso, en ningún momento del libro aparece ni siquiera un atisbo de rebelión. El mundo es así, somos donantes. Sólo nos queda aceptar

No existe ningún cauce que les permita intentar siquiera cambiar su destino

«¿No te has preguntado nunca qué habría pasado si lo

hubieras intentado?

—¿Cómo iba a intentarlo? —La voz de Ruth era

apenas audible—. No era más que un sueño. Eso es todo…

—Tommy tiene razón. Tendrías que haberlo

intentado. Luego podrías ver un cartel como éste y

recordar que fue eso lo que un día quisiste hacer, y que al

menos indagaste a fondo para ver si era factible.

—¿Cómo iba a poder indagarlo?

Por primera vez, la voz de Ruth se había endurecido,

pero luego dejó escapar un suspiro y volvió a agachar la

mirada. Y Tommy dijo:

No hacías más que hablar como si creyeras tener

derecho a un proceso especial. En mi opinión, podrías

haberlo conseguido. Podrías haberlo preguntado, al

menos.

—De acuerdo —dijo Ruth—. Decís que tendría que

haber estudiado a fondo la posibilidad de hacerlo.

¿Cómo? ¿Adónde habría tenido que acudir? No había

forma alguna de hacerlo…»

Se puede entrever un reproche a las aspiraciones de Ruth, de cambiar su destino y ser una persona “normal”, como si la rebeldía estuviera mal vista

«como si creyeras tener derecho a un proceso especial»

En ningún momento del libro se habla de autoritarismo, despotismo, tiranía. Pero están implícitos, porque el autoritarismo es total, ya que es impensable la rebelión, e imposibles las alternativas.

De nuevo un escritor ve más allá. Menciona algunos símbolos en lugares oscuros de la casa de la señora, claramente una representación del poder,

«Intenté ver lo que había a su espalda, pero era todo oscuridad… (aunque distinguieron) una extraña ave, parecida a un búho, que te miraba fijamente…»

a la que va a ver la pareja protagonista esperando que les concedan un aplazamiento de unos tres años antes de la última donación del chico. Pero lo del aplazamiento sólo había sido un rumor esperanzador. Nunca les informaban de lo que les concernía.

Se atrevieron a pedir, con todos los respetos, en modo alguno a exigir, que algunos de sus más elementales derechos humanos fueran respetados. Pedid, y no se os dará. Da igual a quien acudáis, nada obtendréis. Sólo esperar la cuarta donación y “completar”.

Tampoco los atacados con armas electromagnéticas pueden esperar ayuda.

«¿Cómo? ¿Adónde habría tenido que acudir? No había

forma alguna de hacerlo…»

Me gusta especialmente la manera de narrar de Ishiguro, a través de Cathy, una de las protagonistas. Cómo serpentea por los recovecos psicológicos para explicar la relación con sus compañeros y amigos, lo convincente que resulta. Esta distopía de esclavos creados en laboratorio para servir a los amos, es una sociedad abundante en sugerencias y paralelismos con lo que observo a diario.

Porque me parece que algunos -como los donantes de Ishiguro- son sacrificados y acallados,  para que los “normales” de aquí tarden más en percibir toda la anormalidad, el endurecimiento oscuro del que hablan los de la marea blanca. Tal vez esperan que el endurecimiento se vuelva claro y blanco, como su marea. Tal vez, lo que esperan los espías, sea que los sacrificados y acallados acaten todo sin rechistar, como los de Ishiguro ¿Qué les habían hecho a los donantes de Nunca me abandones para que no se rebelaran contra ese atropello?

Tal vez sea sólo otra de las sugerencias de Ishiguro, un mundo distópico en el que a los perjudicados ni siquiera se les ocurre protestar, en el que ni se contempla la oposición. Como los espías que intrigan sin cesar para que así sea. Como si ya fuera un mundo post-electro

Como un NOM, un nuevo orden mundial. Un orden en el que ningún disidente tendrá un lugar al que huir de las injusticias, un mundo totalitario, en el que ya no quedarán “islas para naufragar”. En el que podrían crear seres humanos para donantes y ni se les ocurriría protestar. Porque globalización y democracia son incompatibles. Lo ha dicho Le monde diplomatic en español. Yo lo ratifico, porque lo compruebo todos los días.

******

Artículo que forma parte de Sin paredes III y IV ©KolordeCítara

CÍTARAS XII. Totalitarismo neo-feudal, Espías, Armas electromagnéticas, Operaciones clandestinas, Control de la población…

Los "sin título" de Zdzislaw Beksinski

Zdzislaw Beksinski

¿Se ha preguntado alguna vez por qué estas personas célebres -yo diría que justamente célebres- dicen lo que recojo a continuación? ¿Qué han visto, oído, observado… qué casos conocen, qué les han hecho… para decir lo que dicen? Vamos, decídase, deje de sentir un rato, como recomiendan los que manejan los medios. Déjelo un poco, luego lo cogerá con más ganas, no se preocupe. Además, no son incompatibles pensamiento y sentimiento. De hecho son una pareja encantadora, y se complementan a la perfección, cada una en su justa dosis.

Lo que dicen, no me cabe ninguna duda, está basado en casos reales. No lo han descubierto en una bola de cristal. Pero las presiones, a veces, pueden ser mortales. Y hay que hablar en abstracto, sin dar detalles. Pero muchos, cuando están a punto de morir, o lo creen, pueden dar hasta el plano del mayor tesoro…

Incluyo también unas citas de Roberto Saviano en su libro sobre la mafia. La otra mafia ¿Qué diferencia hay? Pues que unas son más “legales” que otras.

Con las ochocientas palabras en citas que van a continuación, empiezo la Parte II de mi Sin Paredes. Añado ahora a Pilar Urbano prologando a Estulin: “Lleva en la mochila lo que hoy no puede ser noticia, pero mañana será estremecimiento…”

CÍTARAS

«Este mundo paralelo sigue pasando inadvertido en la lucha diaria de la mayor parte de la humanidad, pero, créeme, existe: un lugar inmundo de duplicidad, mentiras, dobles sentidos, insinuaciones, chantaje y sobornos. Se trata de un mundo surrealista de agentes dobles y triples, de lealtades que cambian de bando, de asesinos profesionales psicóticos, de agentes de operaciones clandestinas a los que se ha lavado el cerebro y de soldados de fortuna y mercenarios, cuya principal fuente de ingresos son las misiones secretas del gobierno más sucias y desdeñables (tanto que no pueden salir a la luz)… Cuando me metí en ese mundo, me vi inmerso en un universo tan perverso y malvado que me ha dejado una marca indeleble en el alma. Es el precio de la implicación… La palabra clave es Control… Y la clave de su control es la clandestinidad » (Daniel Estulin La historia definitiva de El Club Bilderberg)

«La globalización del comercio y de la banca central han impulsado a las empresas privadas a posiciones de poder y control nunca antes vistas en la historia humana… esas empresas deberían entenderse como un componente del imperialismo neoliberal que ahora complementa los poderes policiales de Estados-Nación y, finalmente, podría sustituirlos… (pero)El 99 por ciento de nosotros, sin la riqueza y el poder de policías privadas, encaramos la amenaza de represión abierta y pérdida total de derechos humanos y protecciones legales( Y además) La tendencia hacia la privatización de la guerra es una grave amenaza para los derechos humanos, el debido proceso y la transparencia y la rendición de cuentas… …Hay que levantarse y exigir transparencia democrática y aplicación internacional de los derechos humanos. A menos que colectivamente desafiemos el imperio, nos enfrentamos a un mundo que se está convirtiendo en una nueva edad oscura del totalitarismo neo-feudal como nunca antes fue conocido…» (Peter Philips)

Estas empresas están muy consolidadas, en plena expansión, y no se ocupan sólo de la seguridad… Además, en nombre del interés público, en realidad defienden a sus clientes, aislados en barrios de ricos, sobre todo en lugares con mayores desigualdades. Así se soslaya el concepto de seguridad como bien público. Es decir, a la larga, no generarán seguridad… Esta situación ha sido conducida por los Estados, llevando a cabo políticas que han favorecido a estas empresas… amparándose en el señuelo del interés nacional, en realidad el interés de las grandes multinacionales. Al mismo tiempo, las EMSP, por su carácter privado, tienen menor control por parte de los Congresos… «En muchos casos las EMSP no presionan a los gobiernos (o a la ONU) para que adopten su visión del mundo sino que en verdad esta visión del mundo ya había sido asimilada». (Lou Pingeot)

«Al hablar de guerra hablo de distintos tipos de violencia, psicológicos y físicos. Terroríficos, sutiles, y únicamente apreciables por los síntomas y las marcas que dejan en el espíritu. Son armas silenciosas de destrucción masiva, de exterminio del libre albedrio… su agenda secreta, diseñada con el fin de adiestrarnos a vivir de modo sumiso en el imperio Bilderberg, está compuesta por tres fases, y en ninguna de ellas perdamos de vista que para los amos del poder somos su experimento. El mundo, ahora más que nunca, es su gran laboratorio…» (Cristina Martín Jiménez, Perdidos)

«…Te deshojan lentamente. Una hoja cada día, hasta que te encuentras desnudo y solo, creyendo que estás luchando contra algo que no existe, que es un delirio de tu cerebro… así, al final te quedas solo, y la soledad te arrastra de los pelos. Y ese es un estado de ánimo que aquí no te puedes permitir. Es un riesgo, bajas la guardia, ya no llegas a comprender los mecanismos, los símbolos, las opciones. Te arriesgas a no percatarte ya de nada. Y entonces debes agotar todos tus recursos. Debes encontrar algo que haga funcionar el estómago del alma para seguir adelante. Cristo, Buda, el compromiso civil, la moral, el marxismo, el orgullo, el anarquismo, la lucha contra el crimen, la limpieza, la rabia constante o perenne, el meridionalismo… Cualquier cosa. No un gancho del que colgarse. Más bien una raíz bajo tierra, inalcanzable. En la inútil batalla en la que estás seguro de desempeñar el papel del derrotado, hay algo que debes preservar y saber. Debes estar seguro de que se reforzará gracias al derroche de tu compromiso, que tiene el sabor de la locura y de la obsesión. Aquella raíz fusiforme que se incrusta en el suelo, he aprendido a reconocerla en la mirada de quien ha decidido plantar cara a ciertos poderes…

Apenas mueres en tierras de la Camorra te ves rodeado de múltiples sospechas, y tu inocencia pasa a ser una hipótesis lejana, la última posible. Eres culpable hasta que se demuestre lo contrario: en la tierra de los clanes se invierte la teoría del derecho moderno…» (Roberto Saviano, Gomorra)

«Sabremos que nuestro programa de desinformación se ha completado cuando todo lo que crea el ciudadano estadounidense, sea falso» (William Casey, director de la CIA desde 1981 hasta 1987)

 

                – Cítaras – sitar – zithers – cithares – cytharis – цытраў –   

 – cytrach – citery – andled – alat muzik yang diperbuat –

  – citerele – cetre –  sitrat  – cítares –  citary –  citrami –

зитхерс – siters – цитр – cittror – Zithern –

Voces -incautadas- de los pueblos. Romance noticiero

Paraíso de loros

Parrot Paradise – Erté

(Leer con acentos de poeta muy, muy, muysísimo, en trance, Please)

Son indolente, sisado

Por mentor impenitente

Discípulo reverente

Con destino excomulgado

 

Patrono, como es papista

A portarse bien les insta

Colándose, de rondón

En aquelarre mandón

 

Voces trazan el camino

Consumado sin andar

Y no deciden su sino

¡Yo mismo te lo trajino!

 

Voces entre los rincones

Voces con formol, con pánico

Voces confusas, tablones

Tabloides, oropel, cántico…

Voces en coches viajeros

Que salen de los floreros

¿El reino no quiere oír?

¿No escuchan los pregoneros?

 

Voces de la serranía

Rogativa, letanía

Voces, robot, en conserva

Ausente la lozanía

Criadero de gallitos

Capataz urge refuerzos

Una mujer con gatitos

Dispone desobediencia

 

Fisgón, arpía, espía

Pero mal. Está cegato

Porque nunca tuvo gato

No sé si rompió algún plato

 

Voces entre los roperos

Voces grabadas, conformes

Arropadas, uniformes

Con rúbrica de banqueros

Voces, roces, goces, voces

Velos, celos, troche, moche

Les gusta la algarabía

¿Qué esconden, tras el descorche?

 

Regulares, de viajeros

Derrochando potestad

¿Es esto investigación?

¿O sólo es insinuación?

 

II.

Esta es la Nueva Ciencia

Novel, flamante, bisoña

Sin contar, descuenta, ñoña

Entreteniendo a la audiencia

Voces inflando sordinas

Taponemos a los jueces

Apartemos las bocinas

Optemos por las dobleces

 

Voces, heces, coces, voces

Encabritadas, feroces

Trinando bufan, atroces

¡Marchando unos altavoces!

Bostezar, hablar oscuro

Menester es un anexo

Menesterosa opinión

Opulenta confusión

 

Altanera, la muralla

Invade la competencia

De los que, sin urgencia

Han librado la batalla

Trabajar hace talento

No bastan tantos por ciento

 

Voces represoras, voces

Pueblos, voces, pueblos, hoces

Voces, pueblos, hospitales

Hasta en las fosas… nasales

Manda huevos… ¿Quién te arropa?

¡Es confidencial… Pretores!

Pero informan los errores

Desde la proa hasta popa

 

Voces turbias, voz secreta

Califas, cal, disimulos

Arranquemos la careta

Mesnada rebate bulos

El país quiere razones

No son vacuas pretensiones

Pedimos. Hable con ella

Si no… no dejarán huella

 

Thomas va dejando marcas

Por condados y comarcas

Voces Thomas, Thomas, parca

Tu Nuevo Orden es carca

 

Aquí la lista es de allí

Allí la lista es de aquí

Pues ni de allí, ni de aquí

Nadie ha visto frenesí

Sólo Thomas, no hay más vistas

Ciertos actos “terroristas”

Asustan al más pintado

Les empujo ¡Avisados!

Huid…! por las autopistas!

 

Cachean por los jardines…

De la infancia…  ¡Entrenarlos!

Perpetrando perversiones

Que merecen encerrarlos

 

III.

Idioma del escapismo

Territorios escapistas

Siempre ocurrirá lo mismo

Si mandan capitalistas

Hace retratos cubistas

Y poesías simbolistas

Toca, con otros flautistas

¿Qué buscas, necio? ¿Pianistas?

 

Va señalando con tizas

Colocando las balizas

Con letreros coloristas

Pero no encuentra las listas

Explorando las aristas

Pasean los arribistas

Transportados por taxistas

Logran algunas conquistas

 

Carcamal, contrabandista

Hacen trajes las modistas

A la medida de artistas

De cabildeos fascistas

Sin ficciones, los nudistas

Filigranas de ebanistas

Mandones estalinistas

…Falta algo… ¿No hay más pistas?

KolordeCítara

Romance fronterizo y rapeado del Nuevo Orden Mundial

Emperor of Chickens - Jamie Wyeth, 2002

Emperador de las gallinas – Jamie Wyeth, 2002

(Con la avanzadilla, ossia, El Thomas)

I.

¡Emperador de gallinas

Descúbrete, o vete ya!

Es que no nos aparece

Ni se asoma, ni se va

¡Capitán de las sardinas!

¡Quítate el torpe disfraz!

 

Dicen que es agorafobia

Tal vez sea fotofobia

¿Será que no tiene novia

Y sufre de soledad?

Pues vaya una paranoia

 

Fobia, fobia, fobia, fobia

Resentimiento, aversión,

Repugnancia, repulsión

Fobia, fobia, fobia, fobia…

Pues se oculta con fruición

 

A ver si es que es un vampiro…

Un vampiro a ver si es que es…

Y ¿Por qué se esconde tanto?

Y ¿Por qué tanto s’escond?

¿S’escond?

¿Es que te has vuelto francesa?

Francesa, no. Es francés

¿Thomas francés? ¡Pardiez!

 

Cés, francés, francés, francés!

Diez, pardiez, pardiez, pardiez!

Adivínalo ¡Es un pez!

¿Pez francés o pez pardiez?

Es un pez francés ¡Pardiez!

 

¡A mí, que venga la guardia!

Que yo no soy ningún pez

Antes sí que era francés

No diga tanta sandez!

…Soy la tortilla francesa

Franchutita, franchutesa…

 

¡Mientes! ¡Ya no, gran Bellaco!

Di la verdad, o echo un taco

Otra vez lo soltaré

Porque esto es una memez

Ex francés, ex pardiez,

ExPardiez! Hay que juntar

Se va a enfadar la Academia

¡No! La poésie est liberté

Liberté y Fraternité,

A veces gilipollé

Yeee-yé, Yeeee-yé

 

II.

¡Que venga el Emperador!

Que no está. Que se ha marché

Que si le sirve un plebeyo

Bueno está. ¿Quién coño es?

Que Thomas dice llamarse

Que Thomas parece ser

 

¡Basta ya! Estoy aquí!

Y además ¡Hémelo aquí!

¿Hémelo? ¿Qué es lo que portas?

Un colmillo, y otro más

Te lo dije, es un vampiro

Un vampiro es lo que es

Los vampiros chupan sangre

Porque siempre tienen hambre

Hambre, hambre, hambre, hambre

Hambre, hambre, hambre de sangre

 

¿Tú eres el Thomas…?

Si! Por mis riñones!  ¡Basta de especulaciones!

¿Es que el Thomas eres tú?

¡Sí! Basta ya de insinuaciones! Por mis pulmones!

¿Es que no tienes cojones?

Mucha entraña nombras tú

Disimulando tu saña

Ocultando la patraña

Sin valor, sin bizarría

Llegas, con la casquería

¿Es que no tienes cojones?

Pues claro! ¿Qué te esperabas?

Es verdad, si no hay arrojo

Nadie alcanza unos galones!

Cobarde! Gallina!

Capitán de las sardinas!

 

Con bajas en el armario

Como hace el mal luchador

Triste fullero, trilero

Trampas. No es un jugador

Es cobarde! Es un gallina!

Vil capitán de sardinas!

Es vil. Es débil. Es vil

No es bacalao al pil-pil

Son las sardinas. Al grill

Sutil, grácil, vodevil

La vajilla, poderosa

Deviene luego pringosa

Porque ya no es del gentil

 

Te lo advierto, ten cuidado

Nadie escapa a nuestro hado

En modo alguno inocente

A menudo displicente

Amenaza con volver

Aprovechando el tinglado

¡Macaca, mandria, mandril!

 

Las empresas lo agasajan

Le obedecen, se lo rifan

No se enfade, Don Tristrás

Don Tristrás, esté contento

Que ya llegará el momento

De cobrarnos (Por detrás)

Esto es: cobrar en negro.

Contagioso, como el zika

Se blanquea con la cal

El paraíso fiscal

Aclarando hasta la V

Que ahora es con B. Blanquear

 

Mais oui, Vous ne pleure pas

Por no tener los pendones

Aunque no tengas cojones

Ni hacienda, madama o hijos

Yo te impongo otros galones

Verdín, gualda, troche y moche

La insignia de capitoste

De coritos, gallinejas

Alcahuetes, y entresijos

Of This Men Shall Know Nothing - Max Ernst, 1923

De este hombre no sabrás nada – Max Ernst, 1923

III.

Vosotros, para comer

Id a El juego de tu vida

Que no quede una rendija

Bien expuesta y bien descrita

Nosotros, como podemos

Enmascarados, de orgía

Al más puro estilo Kubrick

Capas, camaradería

Que todo quede secreto

Clasificado. Discreto

La religión, represora

En clase trabajadora

 

Exigimos transparencia

Pero a los otros. Normal.

Con nuestra Bula papal

Compramos. Hacemos pagos

Que dispensan la conciencia

Es el Nuevo Orden Mundial

Que de nuevo tiene poco

Pues en época feudal

Lo aplicaron, como locos

Se siente, os ha tocado

La peor parte de la tarta

Hay que aceptar el destino

Tendremos un dios divino

Que prescriba, que sentencie

Que distribuya los roles.

No debéis sentir envidia

Ni decepción, ni codicia

¡Si no podréis hacer nada

Más que acatar… cual manada!

 

Queremos unas cobayas

Para practicar un poco

Y no os paséis, pues diremos

Oye… ¿Por qué no te callas…?

El que está entre bambalinas

Dirige el experimento

Como en corral de gallinas

Con muy poco fundamento

Hay que ver… Qué chiticalla…

 

IV.

Que todos jueguen el rol

Que nosotros decidamos

Aquí ya no hay marcha atrás

Hoy les preocupo de aquí

Luego les inquieto allá

Mucho adverbio de lugar

Para que no piensen más

En nuestro río revuelto

Sólo uno puede ganar

 

-¡Ganaremos, Peropalo

Aquí siempre gana el malo!

-¡Ni lo sueñes, Gatopardo

Te jugaremos de largo!

 

Romance acaramelado

De quien vive en la alegría

Que, aun con poca algarabía,

Se mueve por cualquier lado

En bisnes, muchas estrellas

Al servicio de los amos

Pues todo… nos lo quedamos.

 

Nada podrán las querellas

Sólo si nos levantamos

Obviando turbios sistemas

Podremos romper cadenas

Que quieren esclavizarnos

 

¡Estás escribiendo largo

Esta arenga,  Mallarmé

¿Y al morir las pilas? ¡Mierda!

Entonces… me darán cuerda

CODA

Que estos tiempos no dictan glosar alegoría

Ni vergeles, ni arpas, en salones olvidadas

Mejor trovar exhortos, como una letanía

Y que abonen, como corresponde, las peonadas

Por quién doblan las películas

«Los poderes fácticos trabajan hasta la muerte para anularnos. Debemos defendernos para preservar nuestras mentes…» (Detachmen, El profesor)

Metamorphosis - Albert Bloch, 1948

Metamorphosis – Albert Bloch, 1948

Cuentan las crónicas atrevidas que en tiempos franquistas, Grace Kelly fue convertida –en la película Mogambo–  en hermana de su esposo, para que resultara menos escandaloso su affaire con Clark Gable. Es muy posible que si los adúlteros hubieran sido el marido, o Ava Gardner, no habría hecho falta semejante “corrección”. Un marido infiel, en esos tiempos, no era ni adúltero, ni castigado por el Código Penal. Sólo ellas eran infractoras. Ava Gardner, por su parte, era una actriz solvente, con una de las bellezas más incontestables de la historia del cine. Pero era una mujer libre –tal vez sólo de mente, suficiente entonces para desencadenar morbosas leyendas- no el prototipo que se pretendía implantar aquí. Algo así como un mundo aparte en mujer. A ninguna española de entonces se le hubiera ocurrido tomarla como referencia. Pero la contenida Grace Kelly, quien sí encajaba en el canon, no podía dar esa imagen ¡Menudo ejemplo! Habría sido como un salvoconducto para el desmelene femenino patrio, el principio del fin. De nada habrían servido los panfletos de la Sección Femenina, la represión a ultranza, la pata quebrada y Doña Elena Francis. Grace Kelly podría haber legitimado un buen plante, y eso no se podía permitir. Así que, convirtamos a la señora Grace en la señorita Kelly, apellido de soltera.

Una utilización pionera, aunque rudimentaria, de los medios de masas, posible en aquel momento por estar controlados por el poder todos los recursos informativos de los que podía disponer el público en general. Los censores no hicieron más que seguir el ejemplo de la Italia de Mussolini y la Alemania de Hitler. No prohibían las películas, sólo las “adaptaban” para el mojigato espectador que pretendían crear. Previamente se advertía de la “peligrosidad” de ciertas películas, calificándolas como de 4-R, algo así como el riesgo máximo: Cuatro erres con Reparos. La “información” se colocaba en los grandes portones de las iglesias. Pecado seguro. Si a pesar de esa “amenaza”, insistían… ¿Para qué queremos el doblaje?

Ahora mismo hay películas a las que es más difícil meter mano ¿Por qué? Seguramente porque hay gente que sabe idiomas y tiene la posibilidad de verlas en versión original, o porque los directores consagrados que las firman tienen fácil acceso a los medios y pueden “explicar” algo sobre su película y ponerlo en evidencia. No obstante, los cinéfilos siempre se quejan de los doblajes. Hay gente a la que es más difícil engañar

Caza al asesino, de Pierre Morel

De todas formas, la mayoría de las películas de fuera vienen de Hollywood o similares, donde ya tienen sus límites. Y si los directores quieren que su película salga adelante, saben que no pueden traspasarlos. Por ejemplo, en Caza al asesino, se trata el tema de las actividades de mercenarios en países ricos en materias primas muy deseadas por grandes corporaciones. Pero ¿Cuál es la información relevante que se da en la película sobre eso? Que gente poderosa del primer mundo ha encargado a mercenarios que siembren el caos en un país del tercero, interesante para sus ambiciones, entrenando y entregando armas a la guerrilla, para que los conflictos se perpetúen, la gente se canse y después acceda a lo que sea con tal de tener paz, y llegando incluso al asesinato de líderes que se empeñen en trabajar de verdad para su pueblo, lo cual no conviene a estos empresarios. Después de logrados sus objetivos, si hace falta, matan a los mercenarios, para que les resulte imposible irse de la lengua. Nada de nombres ni de pistas. Todo así, en genérico. Para completar la duración del largometraje se añade mucha acción y un poco de romanticismo. Para gente poco atenta, esos serán los temas de la película, además del músculo que ha desarrollado Sean Penn y lo bien que se le da hacer de duro.

Takka Takka - Roy Lichtenstein, 1962

Takka Takka – Roy Lichtenstein, 1962

Y hasta ahí podemos leer. Es mejor que nada, pero es poco. Sin embargo, siempre que se quieran hacer y comercializar películas sin complicaciones no se pueden traspasar ciertas líneas. Las mismas que aquí, seguramente. La globalización todo lo iguala. Si vale para allí, también estará bien para aquí. Pero esta es una producción de tronío y el director tiene sus derechos. Siempre que no se traspasen las líneas rojas, los autores podrán expresarse

Luego hay otras pensadas directamente para adoctrinar, sin tanto miramiento. Como a machamartillo, repiten incansablemente consignas y “modelos” de “pensamiento”, tratando de imponer una visión del mundo al auditorio. Además disponen, invariablemente, de una voz en off, la cual tiene mucho peligro. Como no tiene que concordar con movimientos de labios ni con gestos, todo el monte es orégano. Ahí cada país puede colocar,  al hacer el doblaje, tranquilamente,  su doctrinita particular, la que les interese transmitir en ese momento. Su mensajito último berrido. Parece que la cacatúa, a base de dar la matraca, intenta insertar un chip en el cerebro sobre lo que “conviene” pensar. Tengan cuidado con estas películas porque les pueden volver majaras. Es más, si ustedes las ven y no han notado nada es que probablemente ya lo estén. Me he fijado en todo esto porque un día, casualmente, vi algo que me llamó la atención y decidí observarlo un poco. Unos ejemplos:

En Crimen e investigación (Canal de Movistar +)

En un programa sobre criminalidad USA, cuentan que una especie de vidente, al que llaman perspicaz psíquico, o algo así, es muy eficiente. Él va, pim pam, pim pam, y va acertando, acertando.  El hombre empieza tímido, visionando detalles intrascendentes, como que ella vestía una blusita rosa, pero petit a petit se anima y bueno, como si lo hubiera visto en súper-8. Luego añade que “el poder de la oración es una de las energías y de las fuerzas más poderosas del mundo, y a mí me gusta creer”. Si es que en las comisarías rezan poco… Pero así fue como el parapsicólogo, sin saber nada, adivinó todo lo que ya sabía la policía. Por eso saben que lo ha adivinado, claro. Así que temblad detectives, porque ya no será necesaria, ni siquiera, la agudeza deductiva de Sherlock Holmes, ya de por sí casi inverosímil, pero al menos basada en la lógica y la inteligencia. Con un tío listo y beato, con “poderes”, para qué más. Qué pena no tener por aquí a alguien así, que resolviese los crímenes de unas cuantas adolescentes cuyo nombre no voy a repetir, pero que todos conocen. Con eso van introduciendo la idea de que un juez Dredd es posible, creando un imaginario para justificar esa utilización para cualquier fin que pueda interesar al poder. Lo importante es que la gente se crea lo del parapsicólogo. Así, siempre se podrá exhibir uno para lo que haga falta.

Por si no fuera suficiente, dejan la voz original, en inglés, pero no se distingue lo que dice, sólo se oye el ruido difuso de una voz, y, encima, el “doblaje”, por si se necesita una metamorfosis adicional.

Nacidos para matar (en Crimen e Investigación)

Luego está Crimen y descerebración, catequización y adoctrinamiento: Nacidos para matar. Ellos lo llaman Crimen e Investigación, pero ésta última debe ser como la que describe H. G. Wells en El hombre invisible: «…el señor Gould decidió dedicarse a investigar… estas investigaciones consistieron, la mayor parte de las veces, en mirar fijamente al forastero cada vez que se tropezaba con él, o en hacer preguntas sobre él a personas que nunca le habían visto. Pero no consiguió descubrir nada…» En esta catequesis está el caso de los chicos que acaban matando a alguien. Uno que mató a una prostituta llamada Mery Pratt, otro que se carga a uno del que no dicen el nombre ni la profesión… Pero es que a estos chicos, ya a los tres añitos se les ve el plumero. Dicen de uno de ellos: “De niño tenía una bonita sonrisa, pero una mala personalidad”, lo cual está basado en que un antiguo profesor suyo dice que en ¡Primero de Primaria! no cooperaba en clase. Y que a los diez años no estaba preparado para ser adolescente, discutía con su mamá y el doctor dijo que acabaría mal. También que otro se orinaba en la cama y eso condicionó su erotismo. Así que ya sabéis, si alguien ha tenido ese problema ya sabe cómo puede acabar ¿Veis? ¿Para qué nos vamos a gastar las perras en guarderías y enseñanza de calidad? ¿Para qué en formar a profesionales competentes? El que es bueno aprende hasta con un profesor malo, y el que es malo no avanza ni con un profesor bien preparado. Se ve desde que son niños. La suerte está echada.

Dr. G. Médico forense (En Crimen e Investigación)

También tenemos a la doctora G, que es una forense. Esta doctora una vez tuvo el caso de un hombre joven que, por motivos no identificados, se había separado de su mujer y su hija. Entonces se va a vivir con su hermana. Pero está muy triste,  no sale y está todo el día tumbado. Como consecuencia de esta inmovilidad, los excrementos se le acumulan en los intestinos y muere, pero esto no se sabe de entrada. Lo descubre la doctora G, que lo describe como si fuera una carnicera hablando de falda y de morcillo, o una adolescente contando una película de terror: “Era asquerosooooo, que mal olíaaaa…!!!”.

Pero aunque esté muerto es un paciente y debería referirse a sus cosas con más respeto. Sí. Es que en esos programas pasa cualquier cosa que les venga bien para dar sus mensajitos. Con la de gente que hay en coma durante años y no les ocurre nada así. Lo que querían decir es que no hay que quedarse solo, que hay que aguantar lo que sea porque si no, ya ven, se acaba con el estómago lleno de caca. Los “compañeros” se controlan entre ellos. Como en las cárceles, en las que hay palizas y violaciones, y se sabe pero no se evita. Los reclusos se paran los pies unos a otros, descargando de trabajo al carcelero. Pero la doctora, como ha ido a la universidad, se siente capacitada para impartir doctrina al respetable. Su discurso estaba impregnado de moralina: Los que viven así o asao acaban asíao… Y no hagáis esto ni esto otro que luego ya veis lo que pasa… Cómo han muerto… esto te hace pensar en la vida tan triste de algunas personas… y no yo, que la tengo tan alegre, aquí, entre mis hígados y mis bazos… Porque hay que hacer esto y lo otro… todo lo demás es triste… Y hay que seguir los tratamientos que determine el médico, porque si no se acaba de estas maneras que podéis ver aquí… Todo tan ajeno a mí… que soy tan guay… una estrella visceral… de hígados y caquitas, pero estrellita al fin… Y qué bien lo explico en mi programa… para que aprendáis a no ser díscolos, ni rebeldes, ni desobedientes… Porque lo que tenéis que hacer es ir por el buen camino… que, naturalmente, es el que marcamos nosotros, aquí, en esta morgue, en el territorio forense de vuestra gurú sabelotodo… Además, Su Eminencia establece asociaciones arbitrarias: solitario-peligroso, cara sonriente-buena persona, mal genio-delincuente. Y cualquier tontería por el estilo

Estas personas así, continúa ella, no siguen los tratamientos prescritos y ya veis como terminan, qué pena. Tomad nota, pues. Y tomad medicinas, las que receten vuestros laboratorios, guía espiritual de vuestros médicos. Tomad, tomad y bebed, que este es el cáliz de mi sangre… cual vampiros drogadictos. Cuidaos. Id al médico y tomad todo lo que os recete, aunque os hipnotice, aunque os anestesie de por vida. Total, para la vida miserable que lleváis qué más os da. Anestesiados seréis un poco menos miserables. Os lo dice vuestra doctora repugnada.

¿Suena machacón? Pues en la peli es peor. A mí estuvo a punto de darme un patatús.

La ayudante de la doctora es gorda. Porque las ayudantes no se pueden comparar a las doctoras. Son gordas y ayudantes porque tienen peores genes. Todo lo explica la biología. Nosotros, la élite económica no tenemos nada que ver. Es el destino, la fatalidad, la biología. Totus tuus. Tómalo

Estas series están plagadas de ideología. Ideología fascistoide para más señas. Y no se sabe quién las firma, ni intelectual ni financieramente. Los títulos de crédito van a velocidad de Concorde, no hay manera de leer nada. Tal vez algún amiguete de Trump, o un descendiente de Mussi, más conocido como Mussolini. No es que se gasten mucho. En guion poquísimo porque son consignas repetidas. Sólo cambian el nombre de los protagonistas y el de su perro. Lo que está detrás, el pagano cicatero, es siempre el mismo. Tengan cuidado, defiendan a su mente de esto.

Metamorphosis III - Escher, 1967-1968

Metamorphosis III – M. C. Escher, 1967-1968

El libro de los secretos de EEUU (en Canal Historia)

En El libro de los secretos de EEUU, en un alarde de jugarse la boca para dar información, cuentan todos los manejos de que son capaces allí para tener vigilado al ciudadano, el uso de tecnología, etc. En realidad, están diciendo, tened cuidado, somos Dios y no se nos escapa una. Porque aquí no se juega la boca ni Dios. Si “dan” alguna información es porque han recibido el plácet del poderío

Son of a gun, de Julius Avery

Como en Son of a gun, una peliculita que estaba entretenida, sin más, y de repente, al director o guionista le da un ataque de trascendencia y hace soltar a Ewan McGregor –señuelo para ver la peli- que un equipo de científicos ha hecho un estudio sobre la procedencia de los humanos y resulta que todos descendemos de dos tipos de monos, los bonobos y los chimpancés. Resultando que: estas susodichas especies tienen dos formas distintas de reaccionar cuando se sienten atacados. Los bonobos se van a follar y los chimpancés luchan, pero los bonobos están al borde de la extinción. Sin embargo, los científicos serios no tienen ni idea, porque Ewan (con lo que yo te quería) lucha, y acaba en la cárcel. Thwaites en cambio folla, y acaba en una playa caribeña guay con su yogurcita preñada. Moraleja: No luchéis, follad, como en el mundo feliz de Huxley. Lo de las luchas dejádnoslo a nosotros que lo hacemos muy bien, y todo por vuestro bien, como sabéis. No te jode, como si no se pudiera cagar y leer el periódico al mismo tiempo.

Horkheimer, Adorno y Marcuse fueron  grandes visionarios cuando –hacia 1950- anticiparon que el control de los MMCC sería el equivalente del terror en el nazismo, porque se usarían de una manera exhaustiva y sutil. Pero fueron clarividentes a medias. Acertaron en lo de exhaustiva, pero no en lo de sutil. Porque, como en los fantasmitas encabritados, es exhaustiva, vasta, pero también basta. Igual. Sueltan su basta doctrina allá que te va. Basta, basta hasta decir basta. Qué bastos sois

Hay unas revistas, digitales o en papel, que tratan temas supuestamente esotéricos, pero también de grandes fortunas, de sociedades secretas que dominan el mundo, de clubes que manipulan gobiernos… Antes no les prestaba mucha atención, tal vez porque empleaban un tono apocalíptico y visionario que les restaba credibilidad. Lo que ocurría es que estaba acostumbrada a los telediarios de americana y corbata, como prendas valedoras de seriedad informativa. Pero ese atavío no avala nada. En realidad es más apropiado el apocalipsis. No son los esotéricos los que deben adquirir gravedad, sino los encorbatados los que deberían derrochar alarmismo. Pero no lo van a hacer ¿Adivinan por qué?

Por eso nunca intentes averiguar por quién doblan las películas, las están doblando por ti…

KolordeCítara

EXTRACTO: Históricamente, el doblaje de las películas se ha utilizado para adaptar los argumentos a la idiosincrasia local u otros fines torticeros. Pero ahora, en el bloque occidental, con la globalización y el fin de la historia, se han igualado las ideologías y los mensajes a transmitir, aunque no del todo. En su lugar, algunas series de clase “Ñ caucásica”, repiten sin descanso consignas sobre cómo se debe vivir, pensar… Como si intentaran insertar un chip en el cerebro a base de machaconeo…