Canciones de amor razonado

l'étang de nénuphars Claude Monet

El estanque de nenúfares, Caude Monet

Antes escribía sobre música. Incluso me atreví a hacer algo así como crítica de películas. Me gustaba especialmente escribir mis críticas gamberrillas, siempre que la película lo permitiera.

Pero uno de estos días, ella, maldita alma, quería una tregua, aburrida de tanta distopía con tratamiento thriller. Y hay que obedecer a la jefa ¿Hay otra manera? Ella, la maldita, quería decir

Fue al escuchar una canción que conocía apenas. Es una canción de amor, bellísima. No es fácil hacer una canción de amor sin caer en la cursilería. No lo hace Francis Cabrel en La quiero a morir. Y volviendo a mis antiguos temas, me apeteció hacer una lista de canciones así.

Pero ¿Cuál sería el criterio? Lo supe cuando reencontré otra canción, en este caso muy conocida, porque yo la cantaba hace tiempo, acompañada por una guitarra. Te doy una canción, de Silvio Rodríguez. Bellísima.

Entonces decidí que este sería el

Primer criterio

Que yo pudiese decir “Bellísima”. Podrían venir después explicaciones y análisis, pero esa debería ser la primera sensación.

Ya tengo dos, ya son posibles las comparaciones, lo que tienen en común

Viendo las letras de ambas encuentro el

Segundo criterio

Es la admiración por la amada

“La quiere a morir”, porque la fuerza de ella lo ha cambiado. Ha pasado de no ser nada, a ser el guardián del sueño de sus noches. Traducido en español por sus sueños de amor, porque ellos sólo pueden compartir sueños de amor, porque ella crea y recompone lo destruido “como si nada”. Le enseña y le ayuda a subir, porque es sabia y le inspira. Lo atrapa sin apretarlo, y él ve el mar en sus ojos.

Mientras se escucha, alguien puede tener la ilusión de que lo aman o lo han amado así, identificándose con la canción, con el poeta, emocionándose, aun por tres minutos.

No es este un amor ciego, está más que justificado.

Y sugiere una felicidad tranquila, pero apasionada. Porque atraviesan los puentes que ella ha construido entre los dos y el cielo, “cada vez que ella no quiere dormir”. Por eso él, con su voz enamorada, suave y convincente, la quiere con locura

Y cuando Silvio Rodríguez “le da una canción”, de nuevo la admiración hace duradero al amor «De pronto son años», como desean los que están enamorados, que sea para siempre.

Yo, que hago canciones “Te doy una canción”, te doy todas mis canciones, porque te amo siempre y te veo en todas partes, porque todas mis canciones están inspiradas por ti. Muerte, patria, disparo, libro, palabra, guerrilla, amor. Te amo cuando apareces, pero “si no apareces, no me importa”, porque el dolor de tu ausencia también me inspira una canción. Esto dice con voz humilde, sincera y elocuente Silvio Rodríguez. De nuevo, una felicidad tranquila, pero apasionada, lejos del dramatismo de algunos boleros: ”Arráncame la vida, porque para nada la quiero sin ti”. Muy bonito ese bolero, pero ese va a ser el

Tercer criterio

Nada de dramatismo desesperado.

Otro punto en común de las dos canciones es que ninguna hace alusiones eróticas explícitas. Eso nos dará el

Cuarto criterio

Las alusiones eróticas deben estar implícitas o desprenderse de las otras palabras. Porque he visto una versión de La quiero a morir con un añadido en este sentido que no viene a cuento. Se pueden hacer canciones así, por supuesto, con temperatura, pero sin mezclar esa poesía etérea con la hormona

Tengo estas dos canciones bellísimas, de admiración, exentas de dramatismo perruno, de felicidad tranquila, pero apasionada, y sin alusiones eróticas explícitas. Porque a ellos, poetas, no les hacen falta, ellos ya lo dicen, todo, así.

Y es que, los criterios segundo, tercero y cuarto son la explicación del primero. En estas canciones.

A ver si la maldita encuentra más como estas…

 

El espía que amó a mi madre, Yuliana

Rayograph (El beso) – Man Ray, 1922

Esto es lo que me contó mi madre, Yuliana. Creo que lo escribo ahora para explicármelo a mí misma y comprenderlo mejor porque, a veces, es necesaria experiencia para entender ciertas cosas. Esto me ha pasado en varias ocasiones, mi memoria retiene los hechos, o los datos, pero, sólo después de mucho tiempo, puedo evaluarlos en su justa dimensión. Creo que nunca podré darlo a conocer, pero albergo la secreta esperanza de que algún día, entre los escombros de una extinta Urimb, alguien, como ocurrió con el diario de la niña Frank ochenta años antes de Urimb (A. de U.) pueda encontrarlo, y leer. Mucha esperanza es esa, y muy secreta. Estando como estamos en el año setenta después de Urimb (D. de U.), consolidados no sólo los cimientos, sino perfeccionados los fundamentos que desarrollaron -basándose en el estudio de la historia política y en los escritos de reputados filósofos y eruditos de los siglos XIX y XX- los mejores talentos, reclutados en las más prestigiosas universidades de principios del siglo XXI, es altamente improbable, salvo catástrofe, que Urimb devenga escombros con escondrijos que oculten joyas literarias prohibidas.

Yo, al igual que mi madre, soy un objetivo sujeto a especial vigilancia (O.S.A.E.V.) o, en jerga urimbitana, osa, masculino ose, plural oses. En Urimb esta condición puede ser heredada, como es mi caso, porque si conocen una estrecha relación con uno de los primitivos oses, generalmente ascendientes, tienen que observar las posibles influencias, las cuales podrían ser muy maléficas para los inocentes urimbitanos. Actualmente todo el mundo sabe lo que es una osa, pero en tiempos de mamá pocos conocían la existencia de los O.S.A.E.V. y, cuando intentaba explicarlo, con frecuencia la mandaban al psiquiatra. Afortunadamente, y como contrapartida, entonces todavía una osa podía decidir si seguir o no esa sugerencia. Otra diferencia es que ahora prácticamente no existen los O.S.A.E.V. hereditarios, ya que, incluso tratándose de una hija, ésta sería apartada de la osa para no sufrir la perniciosa influencia, eso en el caso insólito de que –ahora- una osa sea madre, porque, en este tiempo, para la maternidad, una osa no tiene más que impedimentos.

Mi madre se convirtió en osa muy poco después de mi nacimiento y, entonces, todavía no eran separadas de sus hijas.

A los oses, desde el año cincuenta (D. de U.) no se les permite tener pareja. A cambio, si observan buen comportamiento durante la semana, les proporcionan una sesión de masaje terapéutico sexual, para prevenir ataques de agresividad u otras alteraciones del comportamiento. Pero sobre todo lo hacen porque es bueno para los propósitos de seguridad de Urimb.

Para un seguimiento absoluto, los oses debemos vivir en departamentos up and down, siendo ocupada la parte de arriba para las labores de vigilancia. Ahora, los ups cambian semanalmente, como consecuencia de la historia vivida por mi madre a quien, a partir de ahora, me referiré únicamente como Yuliana, ya que ella fue muchas cosas, además de mi madre.

A Yuliana le gustaba reflexionar sobre cualquier cosa. Veo en sus apuntes, por ejemplo:

«…Hay una cualidad y una situación que no gozan de muy buena prensa. La cualidad es el perfeccionismo; la situación es la rutina. De los perfeccionistas, a menudo, se dice que son maniáticos, o neuróticos; incluso el diccionario dice que es una “tendencia a mejorar indefinidamente un trabajo sin decidirse a considerarlo acabado”, no contempla el diccionario la alternativa de juzgarlo acabado al fin. Sin embargo, a nadie le gustan las chapuzas. Un término medio, dirán los comedidos. Pero una instalación eléctrica en su casa en un término medio podría provocar un cortocircuito. No, una instalación eléctrica debe ser perfecta. Valdrían otros ejemplos, sólo que yo ahora tengo una fijación con la electricidad.

La situación desacreditada es la rutina, a la que a menudo se le adjudican sinónimos como aburrimiento, vicio, repetición, automatismo. Pero la rutina es creativa, y permite perfeccionar la creación. Claro que no podríamos aplicarlo a la rutina de una cadena de montaje; o sí, siempre que después se dispusiese del tiempo suficiente para que, mediante el análisis, el talento, aquello pudiera convertirse en algún tipo de arte. Hace falta, pues, tiempo, igual que lo necesita el perfeccionista.

Yo ahora tengo mucho tiempo para mis rutinas y mi perfeccionismo. Después de esos accidentes que nadie ha sabido justificar, debo estar recluida, para recuperarme y para evitar nuevos accidentes inexplicables.

Me pregunto, rutinariamente, día tras día, tratando de perfeccionar este pensamiento rutinario, qué es lo que están vigilando continuamente, veinticuatro horas al día, supuestamente desde  la parte up del departamento; digo supuestamente porque no dejan de perfeccionar –la perfección sí les gusta para ellos- sus procedimientos. Cada una de mis horas, minutos, segundos.

Todos los aspectos son examinados exhaustivamente. Se levanta, desayuna, consulta el parte en las televisiones, se ducha, ordena el down, escucha música, cocina, escribe, recicla un mueble, ve una película, busca en el ordenador, friega los cacharros, llora porque le ha dolido la última descarga dolorosa, come, defeca, intenta dormir, se hace las curas necesarias tras los accidentes. Sus correos, qué dice, qué música escucha, qué cadena sintoniza, qué programa ve, sus conversaciones telefónicas, qué páginas visita, qué escribe en el ordenador… Sí, porque incluso ahí está el dispositivo vigilante que registra cada palabra que teclea, su vida entera. Es lo que antes se conocía como Dios.

¿Qué vigiláis las veinticuatro horas?

Hoy lo he sabido. Hoy –ante mi insistencia- ha surgido la respuesta.

No les interesa la rutina, los cien actos nobles que pueda consumar a lo largo del día. Ternura, sensibilidad, rebeldía, reproche, resistencia, lucha. Buscan el momento de error, debilidad, aquiescencia, cansancio… Como la garrapata que espera años el momento propicio para saltar sobre su presa. Nuestro reino por un instante de desaliento. Nosotros lo elevaremos a la categoría de atributo. Esa será la esencia, el minuto de infierno. No queremos sus horas de gloria, que la justifiquen y honren. Somos enemigos profesionales. Convertiremos su minuto de vileza en su definición, su naturaleza. Convertiremos ese minuto en sus veinticuatro horas. Tenemos que amortizarlas. El rebelde añadirá a su castigo el arrepentimiento por su minuto de pecado, convirtiéndose en cómplice de sus propios torturadores, a quienes refrendará en su culpa invisible, inmolándose…»

Al principio había tres guardianes que se turnaban a lo largo del día, pero Yuliana, de manera un tanto novelesca, imaginaba a un solo vigilador, fundido con los muros del departamento, como un topo en su madriguera, entregado a su causa. Tal vez, en algún momento se produzca en él una debilidad, una señal de afecto, una forma de comunicación con el invisible, con el altísimo. Yuliana se rebelaba, le insultaba. Pero poco después empezó a notar que, sobre todo tras de la hora de la cena, las descargas empleadas como castigo sistemático por ser un ose eran más débiles, casi parecían caricias

Después, cuando Yuliana dormía, cada vez con más frecuencia era despertada con energías que le rodeaban el cuerpo. La primera vez, esa fuerza empezó en el hombro izquierdo y, bajando en diagonal por su espalda, como un abrazo transversal, terminó en su cadera derecha. Sintiendo esto despertó en una vibrante explosión. Durante un tiempo el espía y Yuliana se amaron, pero acabaron siendo descubiertos, y rápidamente las autoridades se apresuraron a poner fin al idilio.

Esto fue considerado un gran error por los mandos, los cuales, en aquel tiempo, provocaban, con sus disposiciones, algunos dislates, silenciados con diligencia, tapando los fallos provocados, más por inexperiencia que por falta de medios. Eran los rudimentos del imperio Urimb y debían proceder con cautela, porque aún no estaban afianzadas del todo las estructuras. Pero estos ensayos con personas como Yuliana les ayudaban a rectificar y refinar sus procedimientos.

Ahora han pulido muchas cosas. A los oses, a veces, les parece estar contemplando un desfile de robots compitiendo para ver cuál de ellos es más desalmado. Nunca más será posible una historia de amor de un ose con su guardián. Eso se consideró una derrota de su eficacia, y ellos tienen que ganar siempre. No cada batalla, sino cada diseño de batalla, cada planteamiento, cada célula. Cada uno de nuestros más humildes soldados debe sentirse ganador, arrogante, superior.

Pero en esa ocasión fueron vencidos. Por eso quiero que este relato sea también un homenaje al espía invisible que la amó.

Vida de hospital. El mundo invisible (URIMB)

La máquina tiene privilegios. Victor Brauner, 1964

La machine à privilèges. Victor Brauner, 1964

La política, ahora, se llama dinero; el surrealismo, ahora, se llama Tecnología.

 (KolordeCítara)

Muchas cosas, para mucha gente, son invisibles

(KolordeCítara)

Conociendo a Montana

I Rompehuesos invisible

Mi vida en el hospital está marcada por la invisibilidad. Tengo amigos invisibles, visitantes invisibles, enemigos invisibles. Los médicos son también casi invisibles. Sólo revierten esta condición en las grandes ocasiones, cuando tienen los resultados de todas las pruebas y van a informar al paciente; o cuando van a darle el alta. Son los príncipes del hospital. Podrían ser los reyes, pero ese estatus está reservado a los grandes invisibles. La invisibilidad es algo muy conveniente para los reyes o emperadores, o sus equivalentes actuales, que son, justamente, los grandes invisibles. Dios, el más listo de todos los invisibles que en el mundo han sido, nunca se ha dejado ver. Esa es la mejor forma de dejar contento a todo el mundo, ya que así cada uno se imagina al más grande como más le gusta. Ese halo de misterio le sienta bien al poder –me refiero al verdadero- que así no tiene que dar explicaciones. Esas imprecisiones también son muy del agrado de los filósofos de salón, esos que dicen que creen en algo que está por encima, como quiera que se llame,  Yaveh, Alá o Abdulah. Esa vida de hospital, de textura incorpórea y llena de enigmas por resolver, sin vino y con pocas rosas, me ha introducido en un mundo jamás sospechado, instalando en mi vida la adicción a la invisibilidad. Esos seres extremadamente racionales que creen en eso que está por encima, esto no lo entienden, y lo atribuyen a la medicación de los goteros cuentagotas. Pero ser invisible tiene muchas ventajas. Del hospital me he traído, además de muchos informes que dicen que no me pasa nada, es decir, que mis males son invisibles, otras muchas invisibilidades. Yo misma he sido allí casi invisible, igual que la causa de mis cuatro caídas en un mes, las dos últimas con resultado de fractura de la cabeza del húmero y agravamiento de la misma, respectivamente.

De las escasas visitas que recibí en el país extranjero en el que me hallaba, en el que no conocía a casi nadie, recuerdo especialmente la de Montana. Curioso nombre. Es el de El mal de Montano –el libro que acabé de leer en el hospital- pero en femenino. Montana tiene una inteligencia penetrante, que es otra forma de invisibilidad, porque no todos lo saben ver y, desde su inesperada visita, se mantiene nuestra comunicación. Es como si Montana se hubiera convertido en mi alter ego.

Las más visibles en la vida diaria de hospital son las auxiliares de enfermería. A veces realizan un trabajo como en cadena: la que toma la temperatura; la que toma la tensión; la que cambia los goteros; la que comprueba el nivel de azúcar en sangre; la que trae la ropa limpia del día; la que trae la comida. Pueden intercambiarse, y también pueden repetir. Es porque así van más rápido, sin tener que cambiar veinte veces de aparato medidor. Hay un timbre para si quiere llamarlas el paciente que yo, en consonancia con mi condición de aspirante a invisible, nunca utilizo. Cada vez que no las llamo, no me ven.

Este es un hospital de primer mundo. Tiene cama articulada, elevable; portagoteros, sillón anatómico. Pintada de blanco y de verde hospital. Cambian la ropa de la cama, del baño y de los pacientes a diario. La comida es bastante buena, bien cocinada y abundante. Yo me como aproximadamente la mitad de la que traen. Realizan pruebas exhaustivas, con traslado en ambulancia, si es necesario. En algunos países no podrían ni soñar con esto.

Pero lo que da la medida del tipo de hospital de que se trata, es el servicio de masajes virtuales relajantes. Un verdadero lujo, más aún que el exceso diario de comida, ya que he investigado y no son estrictamente necesarios para la recuperación del enfermo. Claro que no sé si esa prestación es para todos los pacientes o sólo para algunos que presenten especiales características que les hagan acreedores de un suplemento adicional de alivio.

Ayer volvió Montana y estuvimos hablando todo el rato de esta asistencia. No hice nada más que empezar a contárselo y, sin dejarme terminar, porque ella es así, le molesta lo superfluo porque lo pilla todo al vuelo, comenzó a acribillarme a preguntas, para ir directamente al grano de lo que consideraba relevante. En pocos minutos casi sabía más que yo del asunto. Además, en estos días que ha venido a visitarme, le he contado otras cosas que no todo el mundo es capaz de entender. Estos también hacen muchas preguntas, pero, a diferencia de Montana, lo que me preguntan solo tiene respuestas que ya les he dado de antemano, cuando se lo cuento por primera vez. Con Montana es todo lo contrario, me hace preguntas que apenas me he planteado yo, con lo que me obliga a esforzarme, no en que ella me crea o me comprenda, sino en terminar de entenderlo yo. Acabo de conocer a Montana, apenas sé quién es ni por qué ha venido a verme, pero me gusta hablar con ella porque nunca tengo que repetir nada que ya haya dicho, hay cosas que ni siquiera necesito decirlas, porque ella las deduce de lo anterior, y, no sólo eso, igual que en los lieder la música completa el significado del texto, ella completa mis argumentos, provocando una personificación de esa pareja de lied: poesía-piano. Ella siempre provoca algo. He dicho que apenas sé quién es, explicación típica de seres prudentes con respecto a alguien a quien acaban de conocer, pero ni ella ni yo somos lo suficientemente prudentes. En realidad creo que ya nos conocemos muy bien

II La máquina invisible

Los masajes virtuales empezaron en mi brazo derecho, en el que tengo rota la cabeza del húmero, como si quisieran mitigar el malestar producido por la lesión, pero luego se extendieron hacia la mano, que reposaba sobre el estómago, donde continuaron y, yendo hacia abajo, masajearon el vientre… No había nadie en la habitación y los roces eran reales ¿Me crees Montana? Te propongo una cosa. Ya que existe la posibilidad de que un acompañante pase la noche con el enfermo, puedes quedarte hoy, aquí tengo la autorización. Ya que mi brazo no requiere especiales atenciones, de hecho no estoy aquí por la fractura sino para que me sean realizadas unas pruebas, de once de la noche a ocho de la mañana no entra nadie. Ocupas mi lugar y después me cuentas. Si, como creo, la imagen con la que logran la precisión de provocar efectos justo en la parte deseada, es térmica, no se notará la diferencia, y es posible que con la luz apagada ni siquiera se distinga entre nosotras aun con una cámara oculta. Además, lo hacen al principio de la noche, por lo que enseguida podríamos volver cada una a su sitio, una vez que lo verifiques. (Respóndeme también por escrito, porfi, luego te digo por qué)

(No, si ya lo sé. Todo lo referente a esto lo hablaremos por escrito. Si son capaces de esos juegos táctiles de penetrar virtualmente en una estancia, no veo por qué no van a poder escuchar lo que en ella se habla) Hecho. Tener esa información de primera mano, no me lo perdería por nada del mundo. La única forma de enterarse de ciertas cosas es experimentándolas

Bravo. El mundo es de los audaces. Lo peor es que estos también reciben a menudo audaces castigos

Toma Montana, bébete tú mi vaso de leche, no vaya a ser que contenga alguna  pócima provocadora de sensaciones y yo lo esté atribuyendo a circunstancias virtuales

Entonces compartamos ese potente bebedizo y saldremos de dudas, porque también lo sentirás ahí, en ese sillón anatómico en el que vas a “sustituirme” por un rato. Buenas noches

La máquina de entretenimiento. Peter Phillips, 1961

-María ¿Qué hora es? ¿Estás despierta?

-Si. Son las dos y media

-Ya lo tengo. Hablaré todo lo bajo que pueda ¿Dices que el brazo, el estómago y el vientre? Te aseguro que han ido un poco más abajo, provocándome sensaciones muy placenteras ¿Te ha pasado a ti algo? ¿No? Entonces no era la leche…

-Nunca creí eso. Y sabía de sobra que a mis percepciones no les pasaba nada. Si te parece mañana podemos continuar con esto yendo a dar un paseo y podremos hablar más seguras. Así que descendieron por el vientre, y te provocaron sensaciones placenteras… Eso es que le has gustado tú más a la maquinita

-Sabes muy bien que eso iba destinado a ti, y, no creo que hubieran continuado si se hubieran dado cuenta del cambio

Montana y yo seguimos investigando, porque de una cosa así, de la que ni sospechábamos su existencia, queríamos saberlo todo, aunque no iba a ser fácil. Pero ella es imparable…

-Me he planteado algunas cosas ¿Desde cuándo existen esos dispositivos? ¿Están suficientemente investigados? ¿O es que te están utilizando para experimentar? ¿Tienen efectos secundarios no deseados? Si están suficientemente experimentados y los efectos adversos que puedan causar no son mayores que los de una simple manta eléctrica ¿Quiénes se están beneficiando de ellos? ¿Están comercializados? Daños de efecto inmediato no presentan, al menos a simple vista. Tal vez determinados potentados los estén disfrutando ¿Quién ha sido el ingeniero, o ingenioso, que ha elucubrado tal invento? ¿Dónde se sitúan para poder acceder con tamaña precisión a donde desean? ¿Es un servicio de vanguardia del hospital? ¿Es que no hay nada que se resista a esos invisibles servidores de la patria? ¿Qué sistema utilizan para poder atravesar paredes? ¿Es eso sexo virtual? ¿Es sexo, siquiera? ¿Es susceptible de que alguien le atribuya connotaciones pecaminosas? Si se utiliza sobre alguien sin su consentimiento ¿Qué ocurre? A mí a veces me dejaban dormir un rato y nada más despertar me “atacaban” en lo más hondo ¿Es eso una violación virtual? ¿El hecho de que sea placentero y sin acceso carnal minimiza la invasión?

-Buenas preguntas. Te contestaré a la más facilita. Si la disfruta una mujer, puede que sea pecado; ahora, si es un hombre el que se regocija, la puta será la máquina. Esto es de cajón según los estatutos de ese machismo que regresa sin jamás haberse ido del todo.

-Yo voy a contestar a otra. No es sexo. En el sexo hay saliva, fluidos vaginales, sudor, semen, y puede que hasta lágrimas y a mí los electros esos, si es que son electros, no me han dejado ni rastro de humedades de ningún tipo. Van a los genitales porque ahí, como es fácil suponer, estarán las terminaciones nerviosas más sensibles. Y esa es toda la relación que le veo con el sexo, o mejor habría que decir con la sexualidad. Tampoco hay besitos, o besazos, conversación y tomarse una copa después. Ni piel, ni calidez humana. Lo bueno debe ser que no se necesita recuperación, como en un orgasmo, porque los músculos no necesitan recuperarse de nada. O algo así, porque lo digo sin haber hecho una consulta específica. Tampoco sabemos si estas máquinas pueden provocar orgasmos. A lo mejor están en ello. Sólo sabemos lo que han querido mostrarnos. Y de las otras preguntas, de carácter tan técnico, por ahora no tengo ni idea. Y otra cosa, una vez con esta información en la mano, debemos poner punto final a la experiencia, ya que no sabemos de dónde procede, si produce efectos adversos y, sobre todo, quién la maneja y con qué finalidad, ya que aquí nadie ha explicado nada, no es oficial y es invisible. Esto supongo que será alta tecnología, por control remoto y a través de paredes o techos. Una información impagable porque, aunque sabía de armas con esas características, para hacer daño, no sospechaba esta otra función

III Repercusiones invisibles

Pero parece que estas maquinitas -algunos ya las llaman sex machine, aunque Montana y yo ya hemos acordado que no es sexo- están empezando a proliferar. Sin embargo, por alguna razón, en los medios no hablan claramente de ellas. Ya se saben las risitas que les entran a algunos cuando se habla de los asuntos del bajo vientre. Sin embargo, tímidos y tontorrones ellos, hacen chistecitos fáciles, para que la gente lo vaya pillando. Las palabras de moda son: placer, intensidad, ser un máquina, aunque sea jugando al fútbol, eléctrico, electrificado y extremo. Pero vamos, como no sea el extremo Oriente

-Lo mejor de mi estancia en este hospital ha sido conocerte, Montana, pero aún no te he identificado, y ya no quiero jugar más a esa adivinanza que me propusiste, de a ver si sabía quién eras ¿Me vas a explicar ya de dónde sales?

-Verás, es que el día que te ingresaron, yo llegué también a Urgencias acompañando a un amigo reciente que se había pasado con las copas. Luego me dijo que había exagerado un poco porque quería llamar mi atención, aunque no sé, porque desde luego como actor no habría tenido precio. El caso es que se lo llevaron unos asistentes en silla de ruedas a una de las consultas y, esperándole, pude escuchar tus explicaciones a lo que te preguntaron. Sé que aquí se empeñan en llamarte María -aunque es un nombre con el que tú no te identificas- que es uno de tus tres nombres de pila, porque el nombre que usas les resulta difícil de pronunciar. También me di cuenta de que no dijiste todo lo que sabías, y sospecho por qué. El caso es que unos días antes presencié una caída con unas características muy parecidas a las tuyas. La verdad es que quedé muy intrigada. Como también dijiste que conocías a muy poca gente aquí, me pareció que eso facilitaba mis planes. También despertaste mi instinto protector, y eso no creas que me pasa con cualquiera. Enseguida supe que eras especial y eso es lo que suscita mi curiosidad. Espero que esto sirva para disculpar mi intromisión

NOTA: Este es un relato de ficción, es decir, que cualquier parecido con la realidad es, prácticamente, pura coincidencia, aunque alguna cosa sí es real. Por ejemplo, Montana, que es lo más royal que me he encontrado en los últimos doscientos años.

(Y es que, a veces, cualquier parecido con la ficción es pura coincidencia)

Esto es URIMB

©KolordeCítara, 2017

Posteriormente a la publicación de esta entrada, el 1 de junio de 2017, encontré esta información

https://www.xataka.com/robotica-e-ia/esto-es-lo-que-la-tecnologia-podria-hacer-por-tu-placer

https://www.xataka.com/robotica-e-ia/cuidado-los-robots-sexuales-del-futuro-podrian-matarnos-de-tanto-amarnos

https://www.xataka.com/robotica-e-ia/hay-quien-quiere-construir-una-etica-del-sexo-con-robots-y-prohibirlo-claro

 

La dialéctica del electro –o- Hablad de una vez de armas electromagnéticas, si tenéis huevos…

Europa abducida ¿Es de ayuda el electro en forma de armas electromagnéticas?

The Abduction of Europa, 1869. Gustave Moreau

Para respaldar nuestras razones, electrones.

Si no convencemos, pues lo mismo, electromagnetismo.

Ética, poética, profética,

Estética, patética, genética

Histérica, frenética, mimética

Atlética, sintética, soviética…

Palabras decorosas, juiciosas, dignas… que riman con electromagnética, y que en esa unión pierden su condición respetable y seria…

Pero hay que referirse a esto muy en serio. Pocos lo hacen

Los estudiantes de contrapunto severo tiran de goma de borrar hasta romper el papel, para llegar así a adquirir fluidez contrapuntística acatando las reglas severas. Pues a lo mejor, escribir en serio se trata de lo mismo, de practicar. Practiquen en serio, y hablen –porque es necesario- muy en serio, de electromagnetismo, división de armas…

Porque es preciso que esto se conozca muy en serio… Y no como los perpetradores, que crean páginas para quejarse de acoso y ni mencionan las armas electromagnéticas que ellos mismos utilizan. Les da miedo, porque son culpables y saben que es un delito. Pero lo hacen

la víctima deja de ser un “donnadie”. De ahí en adelante será alto nivel o perfil…» (Eleanor White)

Aaaaahhhhh!!!! (Sí, estábamos hablando de eso, que no se nos olvide…)

-Alto perfil!!! La seriedad cuesta, es mazo dura

Pero puedes empezar a pagar con…

Autocensura!!!

Está bien, autocensurando, que es gerundio. Esta mención de tiempo verbal nos lleva a la primera entrada de este blog, cuando la más grande, la Gramática, en un ejercicio de arrogancia -y como hacen todos esos que hablan sin decir nada- se autoutiliza para hablar de sí misma: sujeto, la gramática; verbo, hablar; complemento circunstancial… ¿la censura?

Así que, por último, después de estas disquisiciones sobre los que hablan de su ombligo, sujeto los que hablan, verbo autocensurar, adverbio de modo autocensurado, complemento indirecto, los que no se enteran de nada, he escrito mi primera entrada completamente censurada en serio. Ahora, la de cosas que me he callado…

Como por ejemplo ¿Quiénes respaldan a los respaldadores? Porque todos tienen un jefe, y así hasta llegar a lo más alto… ¿Quiénes son los respaldadores de los respaldadores de los respaldadores…?

Pero… está bien. Como ahora estaba en un ejercicio de autocensura para iniciar el camino hacia la seriedad, he aquí, autocensurado, y sin embargo, serio, muy serio…

Armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas, armas electromagnéticas…

(Para control de la población)

Cítaras XIV. Chomsky ¿Quién domina el mundo?

The Ancient of Days, 1794. William Blake, para ¿Quién domina el mundo?

El dragón rojo y la mujer vestida de sol, William Blake

SOBRE SEGURIDAD

«…Lo que en Latinoamérica se conoce como la doctrina de seguridad nacional […] que no es una forma de defensa contra un enemigo externo, sino una forma de hacer de las instituciones militares los señores del juego

[…] el derecho a combatir el enemigo interno, como se estableció en la doctrina brasileña, la doctrina argentina, la doctrina uruguaya y la doctrina colombiana, es el derecho a combatir y exterminar a trabajadores sociales, sindicalistas, hombres y mujeres que no apoyan al poder establecido y que se supone que son comunistas extremistas. Y esto podría significar cualquiera, incluidos activistas de los derechos humanos como yo mismo…

horripilante historial de ataques contra activistas pro derechos humanos, sindicalistas y las víctimas habituales del Estado del terror: los pobres e indefensos

…Desde 1953 no ha pasado ni un día en que Estados Unidos no haya estado torturando al pueblo de Irán. Guatemala sigue siendo una de las peores cámaras de los horrores del mundo…

‘El deterioro del contexto político, social y económico es dramático. Los ataques contra defensores [de los derechos humanos] se han multiplicado por tres durante el último año’ (Informe de OXFAM en el libro citado)

…el movimiento social que defiende su tierra y sus derechos se ha criminalizado, muchos líderes están en prisión y otros muchos han sido asesinados…

…’seguridad’ ¿seguridad para quién…?

…el secreto gubernamental rara vez está motivado por una necesidad genuina de seguridad, sino que sirve para mantener desinformada a la población…

…Los arquitectos del poder en Estados Unidos deben crear una fuerza que pueda sentirse pero no verse. El poder mantiene su fuerza cuando permanece en la oscuridad; expuesto a la luz del sol comienza a evaporarse…

…hay abundantes pruebas de que garantizar el poder del estado frente a la población y garantizar la concentración del poder privado son las fuerzas que impulsan las políticas…

…Fijémonos en otra cuestión: ¿Qué ocurre con la seguridad de la población? Es fácil demostrar que es una preocupación marginal para los que planean las políticas

…Aquellas almas afortunadas quedaron a merced de la policía filipina, establecida por Estados Unidos en el marco de un recientemente concebido modelo de dominio colonial, que dependía de fuerzas de seguridad preparadas y equipadas para sofisticados modos de vigilancia, intimidación y violencia. En muchas otras zonas donde Estados Unidos impuso guardias nacionales brutales y otras fuerzas clientelares se adoptarían modelos similares con consecuencias que deberían ser bien conocidas…

En un estudio de 1980, el latinoamericanista Lars Schoultz descubrió que la ayuda de Estados Unidos ha tendido a fluir de manera desproporcionada hacia gobiernos latinoamericanos que torturan a sus ciudadanos […] a los atroces violadores de derechos humanos fundamentales del hemisferio…

McCoy señala que el altamente elaborado paradigma de la CIA, desarrollado a un coste enorme en las décadas de 1950 y 1960, y basado en “la técnica de tortura más devastadora del KGB, se ciñó sobre todo a la tortura psicológica, no a la cruda tortura física, que se consideraba menos eficaz para convertir a las personas en vegetales obedientes…

“EXCESO” DE DEMOCRACIA…

Lo que más alarmó a los sabios de la Trilateral fue el ‘exceso de democracia’ durante una época agitada, la década de 1960, cuando sectores normalmente pasivos y apáticos de la población entraron en el ruedo político para defender sus intereses: las minorías, las mujeres, los jóvenes, los mayores, la clase obrera, en resumen, los sectores de la población que a veces se denominan ‘intereses especiales’. Hay que distinguirlos de aquellos que Adam Smith llamó ‘amos de la humanidad’, que son los ‘principales arquitectos’ de la política gubernamental y que buscan su ‘infame máxima’: ‘Todo para nosotros y nada para los demás’… los trilateralistas pidieron más ‘moderación en la democracia’, un retorno a la pasividad…

el respetado término disidente se utiliza de un modo selectivo… El caso de Latinoamérica es revelador. Aquellos que exigían libertad y justicia en Latinoamérica no son admitidos en el panteón de disidentes respetables… disidentes respetables son los que pedían libertad en los dominios del enemigo, en Europa del este y la Unión Soviética…

(1990) Haití celebró sus primeras elecciones libres y, para sorpresa y estupefacción de Washington -que había anticipado una victoria fácil de su propio candidato, elegido entre la elite privilegiada, -, el pueblo organizado en los barrios pobres y en las montañas eligió a Jean-Bertrand Aristide , un sacerdote popular comprometido con la teología de la liberación . Estados Unidos enseguida comenzó a socavar el gobierno electo y, tras el golpe militar que lo derrocó unos meses después, prestó un apoyo sustancial a la brutal junta militar y sus partidarios de la elite que tomaron el poder… en 2004 los dos torturadores tradicionales de Haití, Francia y Estados Unidos, a los que se unió Canadá, intervinieron por la fuerza otra vez. Secuestraron al presidente Aristide (que había sido elegido de nuevo) y lo enviaron a África central

SOBRE LOS INTELECTUALES

…El patrón de premio y castigo se repite a lo largo de la historia: aquellos que se sitúan al servicio del Estado suelen ser elogiados por la comunidad intelectual general, mientras que los que se niegan a alinearse al servicio del Estado son castigados…

es más gratificante disfrutar de los elogios por protestar con valentía de los abusos de enemigos oficiales: es una buena acción, pero nada que ver con la prioridad de un intelectual que se rige por los valores y que se toma en serio la responsabilidad de esa posición… Dentro de nuestros dominios de poder, a diferencia de los de países enemigos, a las víctimas no solo se las pasa por alto y se las olvida rápidamente, sino que también se las insulta con cinismo…

Como apenas podemos ver lo que está ocurriendo ante nuestros ojos, no es sorprendente que los hechos que suceden a una ligera distancia resulten del todo invisibles»

Desmontando a Globby…

Disturbing presence. Remedios Varo, 1959

Disturbing presence. Remedios Varo, 1959

¿Quiénes son estos guardianes? Soldados liberados, hombres sin instrucción, sin inteligencia de su función… (Vigilar y castigar, Michel Foucault)

A algunos, cuando mencionan u oyen la palabra ‘Globalización’, se les hace el culo pepsicola. Sin embargo, para otros, no es una palabra rotunda, hay que explicarla. Se entiende a la segunda, a la tercera… Algunos no la han entendido todavía. Rotundas son ‘Dominio’, ‘Tortura’, ‘Dictadura’, ‘Esclavitud”, ‘Desigualdad’… Pues a todas esas engloba Globby, además de algunas acepciones formadas por más de una palabra, como ‘deterioro de la educación’, ‘precariedad del empleo’, ‘persecución de la disidencia’, ‘desaparición del periodismo’… ¿Le suenan? Es que Globby está ya muy integrada

Porque Globby todo lo quiere acaparar, que nada quede fuera de mi influencia, dice –ufana- jactándose de su poderío

Globby está entrando en nuestras vidas pasito a pasito; sin alharacas ni propaganda; cubriéndolo todo bajo su manto, infiltrándose igual que se cuela a través del hormigón el electro, su arma definitiva.

Nadie me ha contado esto. No lo he leído en ese periódico afamado. No me lo ha explicado un profesor glamuroso. No es la confidencia de un infiltrado. No lo he visto en una película basada en casos reales. No he descubierto los papeles de un topo…

A mi pesar, yo me he convertido en periodista; en confidente infiltrada; en la protagonista del caso real; en el gran topo, la fuente…

Nada sabía de globalización, del Club Bilderberg, de electromagnetismo. Poco me preocupaban los servicios secretos, los cuerpos de seguridad del estado. Nada sospechaba de todo esto. Las distopías eran cosa del futuro, creía yo.

Mi blog refleja esa evolución. No tenía grandes pretensiones al respecto. Escribir un poco, verlo ahí… Pero su afán de protagonismo, de ensayar el arbitrio que les ha sido conferido, probar sus armas secretas, sus contactos y acuerdos, su experimentación del poder absoluto, me han conducido a un mundo insospechado,

«inadvertido en la lucha diaria de la mayor parte de la humanidad… un lugar inmundo de duplicidad, mentiras, dobles sentidos, insinuaciones, chantaje y sobornos… surrealista… un universo tan perverso y malvado que me ha dejado una marca indeleble en el alma… La palabra clave es Control… Y la clave de su control es la clandestinidad » (Daniel Estulin La historia definitiva de El Club Bilderberg)

Porque ese es el  primer éxito de Globby, y tal vez el más importante, el esencial, interconectar todas las fuerzas que se ocupan de la seguridad, sin concesiones ni condiciones. Crear una maquinaria con el engranaje de destrucción a punto para neutralizar las “molestias”. Porque Globby es delicada, le gusta moverse cómoda en su hacienda, como quien protesta ante una inoportuna mosca en el jardín a la hora del aperitivo y ordena al mayordomo pulverizar el veneno que aparte al insecto. Implacable eficacia ante quien ose poner en peligro la tranquilidad de Globby, su avance inexorable. No le toquéis las pelotas a Globby, pelmazos. No tenemos tiempo para huelgas, asambleas, estatutos. El bienestar es caro y da mucho trabajo, bien lo saben nuestros servidores, y nosotros, que lo disfrutamos. Por eso hemos encargado a nuestros espías que se ocupen de la gente protestona, que redacta reclamaciones, que se manifiesta, que va a la huelga… Por ahora están en grado de entrenamiento. No el suyo, porque ya se las saben todas, sino el de la gente. Están probando, antes de hacerlo extensivo a la totalidad…

Otro de los triunfos del silente camino de Globby es el periodismo. Los defensores de Globby, llamados por algunos, ‘los mercados’, han comprado las acciones de los principales medios de masas, y les dicen a los periodistas como tienen que hacer su trabajo, les seleccionan los temas a tratar y los que son tabú; les han enseñado a hablar para no decir nada. Los famosos también hacen de periodista y, de vez en cuando, “pillan” a alguno diciendo una frasecita descontextualizada, que es como un eslogan publicitario para Globby. Anda, que no sabe ná.

Uno de los mayores logros de Globby es con los médicos. A los médicos les hablas de armas electromagnéticas y ninguno sabe nada. Es que ni por las películas. Es como si les hablases de burros volando. Su ignorancia es supina. En los primeros médicos consultados era un poco menos clamoroso este síndrome, pero, poco a poco, el virus latente ha ido cobrando vida para dotar a los galenos de esa ignorancia perniciosa. Cuentan las malas lenguas que, cuando alguien les insinúa haber sido atacado por esas armas, enseguida lo mandan al psiquiatra. Así, como si se les explotaran los plomos. Lo oyen y salta el automático: psiquiatra, psiquiatra, dicen deseando que se los trague la tierra, aunque lleven poco menos de cinco minutos de charla con el paciente al que acaban de conocer. Bueno, la de médico es una profesión distinguida, pero no dejan de ser empleados. Y los empleados deben ser obedientes.

¿Sería ese el mecanismo que llevaba a los médicos de Nunca me abandones a sacar las entrañas de unos jóvenes –así, a la brava- para implantárselas a otros pacientes más privilegiados? Porque en esa obra de Ishiguro, de la que ya hice un comentario, esos pobres donantes profesionales sanos no tienen instancias ante las que rebelarse. Ni siquiera se habla de rebelión en esa obra. Tampoco se dice una sola palabra de los médicos, cuyo concurso es indispensable para llevar a cabo el atropello de joderles la vida a unos jóvenes para que otros, tal vez menos jóvenes pero más afortunados, la prolonguen. No habla Ishiguro de médicos, no habla de Hipócrates, no habla de insurrección ante la gran injusticia. Tampoco aparecen periódicos, ni periodistas. Ni espías, aunque se adivine su eficaz trabajo de eliminar los cauces de la denuncia. Muchas cosas desaparece Ishiguro, lo mismo que Globby. Porque en esta Globby actual, candente, los grandes medios no hablan de individuos-objetivo, no se canalizan sus denuncias, los médicos no conocen las dañinas e invisibles armas electromagnéticas. Porque si alguno las sufre, parece que tiene que soportarlo. La distopía de Ishiguro no es futurista, es una crónica de la actualidad. Prescinda de los detalles y céntrese en la esencia: es lo que te ha tocado y te aguantas. El sistema es así. Y eso es lo que nos importa.

PUBLICIDAD

Sin paredes. Diario de un target

Parte I. Cuidado con la pared (En proceso)

Parte II: Curso de Electricidad

Parte III: Guerrillera en maquis

Parte IV: Y sin embargo, se ríe…

******

Cítaras XIII. Los medios de comunicación, hoy. “Avisados quedamos…”

Freedom of Speech, Norman Rockwell. 1943

Freedom of Speech, Norman Rockwell. 1943

«Las chimeneas de la fábrica de música entonaban con estruendo el himno del Estado único, la marcha cotidiana. ¡Cuán agradable y satisfactoria es esta marcha de cada día!» (Nosotros: Yevgeni Zamiatin)

«…La protesta ha quedado proscrita…

Conozco escritores, gentes de teatro y animadores culturales que se autocensuran, desde hace tiempo, por miedo… En Cataluña hay miedo, en Euskadi hay miedo, en Madrid hay miedo, miedo a disentir, a destacarse, a expresar libremente las ideas, por no molestar, por no entrar en conflicto, por no quedar señalados el desacuerdo ha desaparecido… el miedo se ha apoderado de sus profesionales…

En TVE a los periodistas rebeldes, a los que aún les queda algo de la dignidad que se supone a su profesión, se les compara con ETA (una vez más). El consenso mediático hermana a El País, El Mundo, el ABC y La Razón. El afán de control mental y social iguala a PP, C’s, PSOE, ERC, PNV y CDC…

…los auténticos amos, banqueros, empresarios y mercados 

…Es el miedo y la fría mecánica del consentimiento por doquier. El miedo a expresarse, a ser libre y a ejercer la libertad. Un miedo que se extiende y nos impregna. Que finalmente deviene silencio mortal…

…nuestros “comunicadores” hozando en su particular lodazal, pugnando por salir en cuantos más medios mejor y en cuantas más tertulias mejor… compitiendo por ver quién es el que más habla sin decir ni comprometerse a nada (el “grado cero” de la significación, para los que lo dudaban, era esto, ni más ni menos)…

…Y nuestros novelistas, dramaturgos, poetas, músicos, artistas, ¿qué hacen? Pues, salvo excepciones, miran a otro lado o tratan los temas con tal nivel de generalidad y de abstracción que sus palabras lo mismo valen para un sí como para un no… a ver si con su toma de posición, clara y diáfana, nombrando al medio con el que colaboran, la editorial con la que publican o a la corporación en la que se apoyan, van a perder su pequeñita cuota de mercado.

…Es el fascismo, que, como se ha anunciado ya, como lo han anunciado otros antes que yo, ya está aquí… Un fascismo nuevo, quizás, en las formas: subrepticio y difuso, unas veces, chirriante y escandaloso, otras; pero, en realidad, antiguo en sus causas y en sus consecuencias terroríficas y deshumanizadoras. Avisados llevamos hace tiempo y avisados quedamos…

…Quizás tengamos que volver a tomar las calles de nuevo, antes de que sea demasiado tarde, y vengan a por (todos) nosotros…»

Matías Escalera Cordero: Llamadlo fascismo, ya está aquí 24-02-16

 

Retrato de un hombre con un periódico. André Derain, 1913

Retrato de un hombre con un periódico. André Derain, 1913

«¿Pueden los medios de comunicación tergiversar la libertad de expresión e información? O lo que puede ser lo mismo haciéndonos la pregunta que se hace Miguel Miranda “¿Puede garantizarse la libertad de expresión en la sociedad cuando los grandes medios de comunicación social y agencias informativas están dominadas por el gran capital?”.

No es casualidad que los grandes propietarios de medios sean a la vez grandes propietarios de empresas, accionistas de la gran banca y terratenientes sin disimulo… Quizás lo que nos falta, y que no hemos desarrollado, es el necesario control social de la información… Ejercer el control social de la información es garantizar la libertad de expresión y el flujo veraz de la misma…

…Otro aspecto que ayuda a la tergiversación de la libertad de expresión es la situación de los y las trabajadoras de los medios de comunicación… los empresarios se empeñan a toda costa en la precariedad de sus obreros de la pluma, la cámara y el micrófono…

…Cuanto más fácil es el despido, cuanto peores son las condiciones laborales, más aprieta la empresa al periodista para obligarlo a la prostitución ideológica, la tergiversación, la ocultación de información, la autocensura y la dedicación a los contenidos basura…

…“Los planes de recorte del empleo en el grupo Prisa tienen su origen en una gestión dudosa más obsesionada por los mercados bursátiles que por el verdadero periodismo”, ha declarado Elisabeth Costa

..Existe precariedad porque se está mal pagando a profesionales que llevan más de veinte años de trayectoria… No se desplazan a redactores porque los desplazamientos se han encarecido. Los contratos que se firman tienen cada vez una caducidad más breve. Existen contratos por días, semanas y meses… Los medios generalistas trabajan cada vez más con “autónomos” y se potencia la figura del “colaborador” que no tiene despacho, ni silla, ni ordenador en la sede del medio sino que todo lo hace desde su casa, por internet. No es “teletrabajo”, es precariedad.

Sin embargo, la forma más habitual de tergiversar y conseguir objetivos no acordes con una información veraz es la descontextualización de las informaciones… Los medios llenaron sus espacios con la agresión (a un delegado de cultura) pero no informaron sobre el conflicto social de los trabajadores públicos.

…Las informaciones aparecidas en prensa, después de la agresión, buscaban el objetivo de criminalizar la lucha de los empleados públicos… nadie entrevistó o preguntó al presunto agresor…

…Nadie destacó… otra agresión, contra todo un colectivo que ha perdido el trabajo y enfrenta una situación cada vez más tensa de sus familias. Dramas familiares por el cierre de la empresa.

Si informar sobre agresiones y descontextualizar para buscar un efecto de criminalización es habitual en la prensa generalista también es habitual informar sin publicar todos los datos.

…eurodiputado aceptó enmendar una ley al dictado de un lobby…

Público aporta información sobre la connivencia/convivencia en Bruselas con más de 20.000 asesores de grandes empresas que fabrican leyes al dictado al margen del Parlamento y de la ciudadanía… Los eurodiputados negocian y aceptan lo que un grupo de presión les diga que deben negociar y aceptar. Los medios no dicen nada de, en realidad, quién legisla en Europa.

…Pero la que aporta más información y contextualiza es la que puede ofrecer una información más veraz…

…también en los medios se echa mano a los “apagones”. Invisibilizar un hecho, una noticia, aunque sea “importante” o haya tenido una repercusión.

…El 22 de febrero –coincidiendo con la novena manifestación de funcionarios en Murcia contra los recortes salariales y de derechos laborales– la prensa generalista no informó de esta noticia. Sin embargo, dio cumplida cobertura a una protesta con similares motivos en Wisconsin, Estados Unidos… ¿A qué viene que se informe de una movilización por derechos en Estados Unidos y no se informe de otra que sucede en nuestro país? La movilización en Murcia fue una de las más numerosas desde los tiempos del No a la Guerra: más de 60.000 personas y sin embargo no salió publicada.

Está claro el objetivo. Silenciar lo que se mueve en la actual coyuntura de aguda crisis que afecta sobremanera a más de cinco millones de paradas/os. No se quiere encender la chispa en forma de visibilizar un conflicto social. O al menos que no se visibilice desde esta prensa generalista atada a la publicidad, a sus compromisos empresariales y con el gobierno…

La invisibilidad también se ejerce desde las grandes agencias de noticias que son las que marcan la agenda internacional en connivencia con los intereses de las grandes potencias y empresas transnacionales… muchas otras realidades permanecen ocultas…

Además de apagones existen mentiras. Puras y simples. La más conocida, la cobertura de la guerra en Irak. Se dijo (y se machacó a través de los medios de comunicación) que Irak poseía armas de destrucción masiva… Pues bien, a día de hoy no hay ningún rastro de esas “armas” y la prensa que en su día difundió tal mentira sigue como si nada.

Remington informa (a William Randolph Hearst, propietario del New York Journal) desde La Habana que no hay ningún acto bélico y por lo tanto no hay dibujos que mandar. Hearst le responde en un cable que hizo historia: “ponga usted los dibujos, yo pondré la guerra”.

Existe mucha información que no se dá –o no se difunde– y que nos puede ayudar a comprender hechos, analizar, reflexionar y tomar decisiones.

Cuando habla José María Aznar, ex presidente de gobierno, presidente de la Fundación FAES y cualificado militante del PP, tenemos que tener presente que también lo hace como ejecutivo del magnate de la prensa Rupert Murdoch… El buen uso de la información y la investigación contrastando datos a veces da sinsabores.

Y para terminar. A los gestores de la comunicación, a los magnates, a los políticos que se sirven de este instrumento de socialización les recuerdo lo que dice Roger Waters en la canción The Wall: “no necesitamos control mental” “Todo ello no es más que otro ladrillo en el muro”

…No se puede copiar, pero tiene ceros en twitter, Facebook, Pinterest y Google. Curioso. En cambio ciertas insulseces están llenas de likes ¿La gente es gilipollas o qué?»

Pepe Mejía: La mentira, la perversión, los intereses y el poder de los Medios de Comunicación.  Exodo 108 (marz.-abr.) 2011

******

«…La ofensiva neoconservadora se basa en intentos de desestabilización política, desde la explotación de su arma más poderosa, el monopolio privado de los medios de comunicación…

…candidatos jóvenes con discursos tan vacíos como los de sus progenitores políticos, campañas de imagen a través de los principales medios audiovisuales, gráficos, cibernéticos y de calle y, cuando ven que no les alcanzan los votos, juegan a la desestabilización institucional, económica, política, usando todos los medios –incluyendo los menos éticos– para condicionar al gobierno progresista.

La derecha reacciona no solo con intentos de desestabilización de gobiernos que ponen en jaque a su frágil modelo neoliberal, sino también que pone en juego bloqueos a las nuevas posibilidades de construcción de alternativas.

(los gobiernos) salen de ella debilitados, presionados… hacia un pacto conservador a cambio de la recuperación de la gobernabilidad.

…la Unión Europea actuó con toda su brutalidad para derrotar y humillar al nuevo gobierno griego e intenta demostrar a toda Europa que fuera de la austeridad no habría vida posible.

Hoy nadie duda de la creciente y orgánica participación de los medios de comunicación cartelizados –nacionales y extranjeros– en la preparación y el desarrollo de las guerras y planes desestabilizadores.

…Hoy, los medios comerciales –que tomaron como rehén a la libertad de expresión– se convirtieron en verdaderas unidades militares: ya no hace falta ningún Pinochet o Videla, para imponer modelos políticos, económicos y sociales…

Y las armas para luchar en esta batalla, por lo tanto, son otras: micrófonos, computadoras, teléfonos, cámaras de video. La guerra es por imponer imaginarios colectivos, a través de los medios cibernéticos, audiovisuales y gráficos, que se volvieron despóticos y despiadados, como nunca lo llegó a ser reyezuelo o dictadorzuelo alguno.

No se trataba de escribir la realidad de los hechos, la historia verdadera, sino la de conformar percepciones, imaginarios colectivos de la sociedad a favor… de la cultura dominante, de los poderes fácticos…

Es claro que cada vez que surge un conflicto, la prensa del sistema es la encargada de silenciar cualquier opinión independiente, eliminar el debate y el disentimiento para orquestar las respuestas emocionales en masa a sus intereses.

Al inicio de la década de 1960, el terrorismo mediático cayó con todos sus misiles contra la Revolución Cubana…

En 1991, en ocasión de la primera Guerra del Golfo, el Pentágono había logrado convertir el conflicto en espectáculo para las grandes masas de televidentes a nivel global, difundiendo mentiras, medias verdades y tergiversaciones, que años después de consumarse los hechos, se vino a corroborar que eran falsedades… convertidas en verdad única, mensaje único, imagen única.

…desde febrero de 2014 en sus ataques mediáticos contra la Revolución Bolivariana. Las tres redes privadas más importantes de diarios de Latinoamérica se unieron para “difundir informaciones (léase manipulaciones, distorsiones, mentiras, difamaciones) sobre la situación en Venezuela”. Internamente, las campañas de prensa quieren provocar cansancio en los ciudadanos, en el exterior sembrar un imaginario colectivo de represión, autoritarismo, una sensación de caos e ingobernabilidad.

Se trata de una meditada estrategia desplegada por los grupos mediáticos para desacreditar al Gobierno y crear las condiciones de manipulación social necesarias para llevar adelante un golpe económico o de mercado… La advertencia es clara: la sociedad debe estar alerta ante hechos que podrían traducirse en una ofensiva de­sesperada y aventurera de los sectores más conservadores del privilegio, históricos violadores del Estado de derecho.

La Argentina afrontó en 2014 una extorsión financiera sin precedentes. Los especuladores que compraron bonos de la deuda por 48 millones de dólares lograron en Nueva York una sentencia de cobro por 1.500 millones. Este fraude retrata cómo funciona el capitalismo actual, sistema que empuja a nuestros países a más y más padecimiento. Los buitres se disponen a repetir el mismo despojo que ya realizaron en otros lugares…

…El precedente de este fallo judicial va mucho más allá del perjuicio contra la Argentina y pone en riesgo cualquier futura reestructuración de deuda… en la periferia europea.

…apoyo de sectores internos que colaboran con esos intereses sin cuestionar sus “prácticas mafiosas”…

El concepto de terrorismo mediático está relacionado con un entramado de estrategias políticas, económicas, sociales y psicológicas que buscan crear realidades ficticias, miedos colectivos y convertir mentiras en verdades que permitan manipular a la sociedad de acuerdo con el conflicto y al enemigo en cuestión.

Si se parte de la idea de que para el poder todo sujeto que considere una amenaza a sus intereses se concibe como enemigo de guerra, entonces el terrorismo mediático parte de que la guerra psicológica utiliza una caracterización simplista y maniquea (bueno/malo, negro/blanco) para describir al enemigo.

El propagandista debe utilizar las palabras clave capaces de estigmatizar al contrario y de activar reacciones populares. En realidad, de lo que se trata, al utilizar el mito de la guerra, es de satanizar al adversario, arrancarle todo viso de humanidad y cosificarlo, de tal modo que eliminarlo no equivalga a cometer un asesinato”, señala el escritor y periodista uruguayo Carlos Fazio.

Estos terroristas mediáticos de hoy son los traficantes de siempre: drogas, armas, desinformación y terrorismo mediático son productos vendidos en el mercado libre para el consumo de nuestras sociedades, muchas veces con la lamentable complicidad de seudocomunicadores sin ética ni conciencia social, convertidos en sicarios de sus patrones, que los desechan cuando ya no les son rentables para sus intereses y propósitos…

…enfrentar esta restauración del viejo orden conservador o la mera denuncia…. (!!!)

Aram Aharonian: El terrorismo mediático

 

No sé nada más, jefe. Cuéntame tú…

De Nuevo Orden Mundial, nada. Se llama Nueva Dictadura Mundial

Nueva Dictadura Mundial ©KolordeCítara

Las partes III y IV de Sin Paredes son variaciones sobre la parte II. Algunos fragmentos de esas partes III y IV han sido publicados en este blog, en forma de entradas sueltas. La parte I corresponde a la era pre-electro de la cual también hay bastante publicado en este blog. Con respecto a esos experimentos con electros no tengo nada nuevo que añadir. En lo que he escrito está toda la información que yo puedo dar. Al público interesado le correspondería reflexionar.

Con respecto a las llamadas armas no letales, o electromagnéticas, o psicotrónicas, etc. puedo añadir aún menos.

Por mi parte, me gustaría encontrar una información exhaustiva con respecto a esas armas. Una información que tuviera el siguiente

Programa 

-Descripción de los diferentes tipos de armas electromagnéticas, con las correspondientes imágenes

-Quién puede disponer de esas armas en la actualidad. Si son accesibles al público que pueda pagarlas, en general, o sólo están al alcance de determinados cuerpos de élite. Precios.

-Qué tipo de licencia es necesaria para poseer o manejar dichas armas

-Qué legislación existe al respecto de todos los anteriores puntos

-Por qué todo lo que respecta a esas armas no se ha incluido ya en el Código

-Por qué los Cuerpos de Seguridad del Estado, médicos u otros profesionales susceptibles de recibir quejas o consultas sobre el particular saben -o dicen saber- tan poco sobre esas armas

-Qué efectos sobre la salud tienen con efecto inmediato, a medio o a largo plazo esas armas

-Qué tipo de medidores existen para detectar esas armas, así como su procedencia. Precios y proveedores

-En qué consiste el radar o sensor térmico que detecta los cuerpos a través de paredes, pudiendo controlar a una persona de ese modo las veinticuatro horas, además de poder dirigir ataques con suma precisión a cualquier parte del cuerpo, igualmente a través de muros. Agresión por privación de sueño. Agresión por exceso de sueño…

-Empleo de este tipo de armas desde aparatos voladores. Qué tipo de efectos se pueden conseguir desde las alturas lejanas. Por qué muchos targets opinan que son utilizados para desinformar, despistar o desviar la atención de la proximidad ¿Es teatro de calle llevado a los cielos? ¿Quién paga esas exhibiciones? En caso de capacidad de ataque “no letal” desde voladores: en qué consiste y qué tipo de efectos tiene sobre la salud. Diferencia de costes, en su caso, desde ataques de “cercanías” y ataques aéreos

-Por qué existe tanto empeño manifiesto en confundir y desinformar sobre esas armas

-Por qué existe un silencio atronador en los medios de masas masivos -valga la redundancia- sobre esas armas. Por qué ni siquiera las mencionan. Por qué no salen historias de targets en los programas de “gente…”

-Campañas manipuladas en redes sociales para “justificar” cualquier agresión con esas armas. Los medios cómplices

-La ignorancia de los perpetradores de primer nivel, de segundo, y puede que hasta de tercero…

-Por qué una característica frecuente en los targets es su alto cociente intelectual

-Los targets como productores de información:

*Para el público en general, contribuyendo al miedo de la población y a la facilitación del control que genera

*Para los perpetradores a partir del “cuarto nivel”, los cuales estudiarían en el target los efectos de las acciones por ellos diseñadas -incluyendo los efectos de las armas “no letales”- convirtiéndose los targets, de ese modo, en proveedores de instrumentos de corrección y ajuste

-Armas electromagnéticas y Nuevo Orden Dictadura Mundial

The Bling Ring

Fashionable People. Rene Magritte, 1950

Fashionable People. Rene Magritte, 1950

Sobre la película de Sofía Coppola

Sofía no profundiza… Pero es que no es necesario que siempre nos lo den todo profundizado. El espectador puede y debe profundizar por su cuenta. El tema está ahí, de plena actualidad y presencia. Los medios muestran de inmediato el lujo y esplendor de quien lo tiene todo… en lo material. Ahí está el énfasis.

Los adolescentes (adulescens-entis p. pres de adolesco. Adolesco-olevi, crecer, desarrollarse, ir en aumento) carecen de madurez. Están en ello, supuestamente. Y no siempre están preparados para discernir entre lo banal y lo trascendente; entre la apariencia y lo profundo; se dejan llevar por lo que más destaca. De nada sirve una madre que trate de inculcarles filosofías trascendentes. Los medios son mucho más fuertes, los amos de la tribu. Las instituciones educativas ni aparecen en la película, tapados y sobrepasados por el impacto de los media, incapaces contra ese competidor imponente

Los adolescentes se dejan seducir por ese gigante que dispone de todos los instrumentos para encandilar y atraer hacia sus intereses -el gran monopolio, división moda- a los que están en proceso de crecimiento. Por medio de un diseño profesional de lo atrayente, los adolescentes son captados para su causa, a beneficio de las marcas, los poderosos, el mundo de las finanzas

El instituto es muy aburrido si se le compara con todo eso. Las mamás y los profes se ponen muy serios. Hay poca comunicación entre padres e hijos, como en la escena en la que el padre desayuna en la mesa mientras la hija está en la barra de la isla de la cocina, aislada de su familia, leyendo cada uno su periódico, que les informa según sus intereses.

A estos chicos no les falta de nada, disponen de coche, de casas confortables, pero les parece poco, porque no tienen Vuitons, Chaneles, ni Louboutins, eso está un peldaño más arriba y ellos lo quieren subir. Las marcas consiguen su objetivo: fascinar, lo que se traducirá en mayores ingresos

Los medios no muestran con el mismo empeño a gentes que consiguen triunfar gracias a su esfuerzo, sino a ricas herederas cuyo mayor logro lo tienen en su acaparador armario ropero, su voraz vestidor. Queremos más, queremos participar en su festín

Los padres aparecen poco. Los profesores ni aparecen. Viva la fiesta

Puede que la película no sea tan superficial como aparenta, o como han dicho algunos. Basta con que no nos quedemos en la apariencia, con que no esperemos que nos lo den todo dicho

Digamos los espectadores, observemos, completemos…

¿Quién es el beneficiario? El glamour de las marcas, por lo tanto el bolsillo de los propietarios de esa marca.

Mientras la cultura sea de pago –qué bella la cadena Mezzo, por la que hay que pagar- y el glamour marquista –pura propaganda- gratis, se les deja a muchos jóvenes sin alternativas. Las cadenas de televisión, en algunos de sus programas-  son un interminable spot publicitario. Las portadoras de las marcas son perseguidas por los paparazzi y eso a las marcas les sale gratis.

Consiguen que el deseo de poseerlas se adueñe de los más débiles, los adolescentes. Son objetos bellos. Hay casas que hacen buenas versiones de la moda, a precios populares, pero eso no les basta. Quieren la marca, el glamour auténtico, sin sucedáneos.

Las políticas de austeridad son mostradas como obsoletas y sus defensores como radicales. Los grandes medios tratan de desacreditarlos, justo lo contrario que hacen con los gurús de la moda…

Por cierto, si me hubieran presentado estos hechos como pura ficción, no sé si me habría resultado creíble.

EADLEE (Escrito Antes de la Era Electro) ©KolordeCítara

Arte y lucha de clases

Arte y ¿lucha? de clases

Que no se me escape un detalle…

Visiting a Poor People-Vladimir Nakovsky, 1874

Visiting a Poor People. Vladimir Nakovsky, 1874

Una señora gorda visita a unos pobres. Sin recurrir a explicaciones extrapictóricas, si es que existen, no nos cuenta la obra el motivo de tal encuentro.

Pero vemos que la visitante rica es gorda, señal de riqueza en aquellos tiempos. Es posible que los pobres comieran más hidratos de carbono, que, ahora al menos, son más baratos que las proteínas. Aunque se me ha olvidado la lista de la compra del siglo XIX. Los endocrinólogos dicen que para adelgazar hay que comer de todo, pero de algunos alimentos, con más calorías, menos cantidad.  Lo de la cantidad seguro que lo llevaban a rajatabla. Para mantener la línea, nada como comer poco y mal. Además de por las ropas, adivinamos su posición por su volumen

Tal vez esté pensando en darles alguna limosna. O quizás en contratar a la joven que está detrás, agazapada y con cara de circunstancias

El marido rico está dos pasos alejado. El marido pobre parece que está pidiendo que se lo trague la tierra. Es como si ambos pensaran que la caridad o los asuntos domésticos son cosa de mujeres

La rica gorda ha echado mano de sus anteojos. No quiere que se le escape un detalle, porque no todos los días se puede ver a un pobre tan de cerca. Es una actitud, la de mirar tan descaradamente, que a la pobre nunca se le hubiera ocurrido, en primer lugar porque ella no tiene anteojos

La pobre y la niña pequeña, previsiblemente su hija menor, están con una actitud extremadamente humilde. Que no se vaya a molestar Vuecencia…

Emperadores del perifollo

Portrait of Empress Alexandra Fedorovna Christina Robertson, 1842

Portrait of Empress Alexandra Fedorovna Christina Robertson, 1842

luis-xv-monarquia-absoluta

******

La innovadora

Pues yo no quiero tanto terciopelo, quiero algo diferente. A mí me vas a poneeeeeeer… Un arcoíris. Hale!

Portrait of Greate Russian Empress Ccatherine II, Dmitry Levitzky

Portrait of Greate Russian Empress Ccatherine II, Dmitry Levitzky

*****

Estas no se conforman con ser Duquesas, tienen que ser Grandes Duquesas

Portrait of Grand Duchess Olga Nikolaevna

Portrait of Grand Duchess Olga Nikolaevna

 

Grand Dduchess Alexandra Pavlovna of Russia, Dmitry Levitzky, 1791

Grand Duchess Alexandra Pavlovna of Russia, Dmitry Levitzky, 1791

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta otra hasta les ha cogido el nido a los pájaros y se los ha puesto de sombrero. Es que son insaciables

Reina María Luisa, Francisco de Goya

Reina María Luisa, Francisco de Goya

*******

De mayores todas entran en kilos

de-mayores-todas

*****

 Forgotten people

Mientras, de estos nadie se acuerda… Forgotten, más que forgotten…!!!

Forgotten People. Godfrey Blow, 1997

Forgotten People. Godfrey Blow, 1997

 

Group of poor people – Picasso 1903

Group of Poor People-Picasso, 1903

Group of Poor People-Picasso, 1903

******

La venganza de Botero

María Antonieta, Fernando Botero

María Antonieta, Fernando Botero

Más grasa, menos seda y menos terciopelo…

¿Se podrá arreglar esto rezando…?

man-praying-1883-van-gogh

Man praying, 1883 Vincent van Gogh

Woman praying, 1883 Vincent van-gogh

Woman praying, 1883 Vincent van Gogh

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Worn out, 1882. Vincent van Gogh

Worn out, 1882. Vincent van Gogh

 

 

                                          A él no…

 

 

 

 

EADLL  (Escrito Antes de la Era Electro) ©KolordeCítara